Archivo de la etiqueta: nazismo

Renate Müller, el ángel caído

Tiempo lectura: 6 minutos

 

Durante un tiempo parecía que Renate Müller y Marlene Dietrich iban a tener vidas paralelas. Es obvio que no fue así. Seguro que no hay nadie que no tenga en la mente la imagen de la Dietrich y probablemente acaban de leer el nombre de Renate Müller por primera vez.

Marlene fue “El Ángel Azul”, huyó a Estados Unidos y se convirtió en uno de los iconos más famosos de la historia del cine. Renate Müller era, en aquel momento, tanto o más popular que Dietrich. Otra perfecta belleza aria. Renate se quedó, tuvo una carrera breve y acabó mal. Muy mal.

Seguir leyendo Renate Müller, el ángel caído

Abraham Gancwajch y el Grupo 13

Tiempo lectura: 7 minutos

 

Todos sabemos que las situaciones desesperadas –y en eso el Holocausto rompe el medidor– colocan a las personas ante decisiones complejas. En este blog hay una sección, la zona gris, que reflexiona sobre ello. Pero la historia de hoy sobre Abraham Gancwajch, el Grupo 13 y el gueto de Varsovia no irá en dicha sección. 

Sobre algunos personajes de esa zona gris, como Benjamin Murmelstein, por ejemplo, cabe la duda: eran también víctimas y se enfrentaban a tener que elegir entre dos males. Sobre Gancwajch parece que hay unanimidad: es una de las figuras más ruines y despreciables de Varsovia. Y, probablemente, de toda la guerra.

Seguir leyendo Abraham Gancwajch y el Grupo 13

El Batallón 101, gente corriente

Tiempo lectura: 8 minutos

 

Si los miembros del Batallón de Reserva Policial 101 pudieron convertirse en asesinos bajo esas circunstancias, ¿qué grupo de hombres no lo haría?
(Cristopher Browning, «Aquellos hombres grises»).

El 13 de julio de 1942 los integrantes del Batallón 101 se levantan bien temprano. Era noche cerrada cuando suben a los camiones que les conducirán a Józefów (Polonia), adonde llegan al alba. 

El Batallón de Reserva Policial 101 no forma parte del ejército ni de las SS. Es un grupo paramilitar formado por hombres que se ocupan de mantener el orden en la retaguardia, sin ninguna experiencia en combate. 

Ya en Józefów, su comandante, Wilhelm Trapp, les arenga y les revela su misión: localizar a los judíos y matarlos a tiros. 

Al final del día, los hombres del Batallón 101 acaban con los uniformes empapados en sangre. Han matado, uno a uno, a unas 1.500 personas. Todos judíos.

En aquella arenga inicial, su comandante, “Papá Trapp”, les dejaba una salida: si alguien no se ve con ánimos de cumplir la orden puede renunciar allí mismo, dando un paso al frente, y no sufrirá represalias.

El batallón lo formaban unos 500 hombres. Aquel paso al frente lo dieron solo 12. 

Seguir leyendo El Batallón 101, gente corriente

Moringen, camino a Auschwitz

Tiempo lectura: 6 minutos

 

Moringen fue un campo de concentración para jóvenes alemanes durante el régimen nazi. No es muy conocido. En parte porque no fue un campo de exterminio y su grado de brutalidad es incomparable a lugares como Auschwitz o Treblinka. 

De 1940 a 1945 unos 1.500 jóvenes pasaron por allí, de los que se tienen 56 muertes contabilizadas. La mayoría murió por las durísimas condiciones de vida; algunos fusilados. Entre sus internos hubo otros tantos muertos difíciles de cuantificar, por ejemplo los causados por las “marchas de la muerte” al final de la guerra. Poca cosa dentro de la enormidad del Holocausto.

Auschwitz es la culminación del proceso, el ejemplo histórico más brutal del crimen, el asesinato concebido como un procedimiento industrial. La deshumanización absoluta. Pero a Auschwitz no se llega de repente. El camino hacia la terminal del horror se hace mediante estaciones como la de Moringen. 

Seguir leyendo Moringen, camino a Auschwitz

Franz Honiok, la primera víctima

Tiempo lectura: 6 minutos

 

En 1939 Franciszek –Franz– Honiok tenía 43 años y vivía en Silesia, una región fronteriza entre Alemania y Polonia. El peor lugar en el peor momento.

Franz no era militar ni político sino un campesino de ascendencia polaca que vivía en la Silesia alemana y que había participado en algunos actos en favor de Polonia, lo que le había llevado a probar cómo se las gastaba la Gestapo. No era necesario hacer gran cosa para acabar en el radar de la Gestapo. Honiok no era sino uno más de los miles de presos encarcelados por los nazis por su origen o ideología.

Pero Franz iba a ser recordado años después. Sin comerlo ni beberlo, por un atropello del destino, Franciszek Honiok se iba a convertir en la primera víctima de la Segunda Guerra Mundial.

Seguir leyendo Franz Honiok, la primera víctima