Archivo de la etiqueta: siglo XX

Los chicos del avión

El 18 de noviembre de 1983, a las 15.40 horas, el vuelo de Aeroflot 6833 esta listo para partir desde Tiflis, capital de la república soviética de Georgia, hacia Batumi, una localidad turística a orillas del Mar Negro. La torre de control comunica con la tripulación del Tupolev-134 antes de salir: todo normal. Tiempo estimado 40 minutos, condiciones meteorológicas perfectas.

Hay 64 personas a bordo, siete miembros de la tripulación y 57 pasajeros. Entre esos pasajeros, 7 jóvenes que teóricamente iban a celebrar la reciente boda de dos de ellos y que perpetraron un secuestro que salió terriblemente mal. Murieron 8 personas: piloto, copiloto, una azafata, dos pasajeros y tres secuestradores. 

Un secuestro mal planificado y mal ejecutado por un grupo de intelectuales sin ninguna preparación. Los secuestradores eran médicos y artistas. Las piezas no encajan ¿Qué hacían secuestrando un avión con 4 pistolas? Muchas de las claves de lo que pasó en aquel vuelo siguen siendo un misterio muchos años después. 

Seguir leyendo Los chicos del avión

Fowler y Belmont, sobre el valor

El 26 de agosto de 1914, Patrick Fowler era un soldado más. Irlandés nacido en Dublín, formaba parte del 11º Regimiento de Húsares. Aquel día se enfrentaba a los alemanes en la batalla de Le Cateau, una de las primeras carnicerías de la Primera Guerra Mundial, aquella atrocidad. 

No se reseña ningún desempeño relevante de Fowler en aquella batalla. Pero Fowler pasó a la historia. Por haber sobrevivido. Pero, sobre todo, por cómo lo hizo. 

Seguir leyendo Fowler y Belmont, sobre el valor

Pont-Saint-Esprit, 1951. La locura del ‘pan maldito’

Pont-Saint-Esprit es un pequeño pueblo de 4.500 habitantes, situado a orillas del Ródano en la frontera entre la Provenza y el Languedoc. Uno de esos sitios agradables donde nunca pasa nada. Hasta que pasa.

En agosto de 1951, como si de un episodio de tarantismo medieval se tratara, un montón de vecinos se vuelven locos. Durante varios días, aquel bonito rincón del sudeste francés parece un ensayo del fin del mundo.

Charles Granjhon, de 11 años, intenta estrangular a su madre; un hombre trata de ahogarse mientras grita que su estómago está siendo devorado por serpientes; otro vecino clama “¡Soy un avión!” y salta por la ventana de un segundo piso.

Dos años después, un científico estadounidense, Frank Olson, salta desde un décimo piso en Manhattan.

Seguir leyendo Pont-Saint-Esprit, 1951. La locura del ‘pan maldito’

John Priest, un hombre con suerte

El 10 de abril de 1912, la mejor y más grande máquina construida por el hombre zarpaba del puerto de Southampton con destino a Nueva York, con 2.228 personas a bordo. Entre las 23:40 horas del 14 de abril y las 2:20 del 15, el transatlántico Titanic se hundía en las frías aguas del Atlántico Norte convirtiéndose  en la catástrofe marítima más famosa de la historia.

Más de 1.500 muertos en una tragedia que sigue presente en nuestro recuerdo tantos años después. En cada aniversario, y ya van 105, se vuelve a investigar las causas y a revolver entre sus secretos; se recuerda a su orquesta, a su capitán o al telegrafista que murió enviando mensajes de auxilio hasta el final.

Pero hoy quiero recordar a un fogonero: John Priest, también llamado “el insumergible”.  Seguir leyendo John Priest, un hombre con suerte

Arabel, una pareja de espías

Es muy posible que hayan oído hablar de Garbo. No me refiero a Greta, sino a  Joan Pujol García, uno de los espías más importantes del siglo XX. Se supone que los británicos los bautizaron así por la capacidad de seducción del espía catalán. Garbo/Pujol engañó repetidamente a los nazis, en especial durante el episodio clave del desembarco de Normandía. 

Los engañó con tanto éxito que los alemanes le condecoraron y, acabada la guerra, seguían pensando que era uno de sus mejores agentes. Aunque lo alemanes no lo llamaban Garbo. El nombre en clave de Pujol en la Abwehr, era Arabel.

Y ahí es donde viene la parte menos conocida de Garbo y la historia de este post. El nombre de Arabel viene de Araceli la Bella. Porque Joan Pujol tenía una mujer que también era espía: Araceli González Carballo.

Seguir leyendo Arabel, una pareja de espías

Victoria Woodhull for president

Victoria  Woodhull en 1838 en un pueblo de Ohio, la séptima de diez hermanos. Su padre, Reuben “Old Buck” Buckman Claflin, fue un emprendedor: vendía aceite de serpiente como remedio milagroso para todo tipo de males. También compró un molino ruinoso, lo aseguró por una gran cantidad de dinero y le prendió fuego. Lo pillaron y toda la familia tuvo que salir por patas del pueblo con lo puesto.

Con esos antecedentes quizás no fuera tan sorprendente que Victoria Woodhull acabara siendo medium, periodista, broker y política. Lo que sí es destacable es que se convirtiera en la editora de un medio feminista y en la primera mujer corredora de bolsa en Wall Street. Pero, sobre todo, en la primera candidata a la presidencia de los Estados Unidos, cuando las mujeres ni siquiera podían votar.

Seguir leyendo Victoria Woodhull for president