Archivo de la etiqueta: robo

Kempton Bunton y The Duke

Tiempo lectura: 9 minutos

 

El 3 de agosto de 1961 se expone por primera vez en la National Gallery de Londres el retrato del Duque de Wellington (Goya 1812-14). Aparte del propio valor del cuadro, aquello era, sobre todo, una celebración patriótica. The Duke por fin estaba donde debía, para mayor gloria del Reino Unido. Pero para Kempton Bunton aquello fue la gota que colmó el vaso.

Una historia increíble, con unos cuantos giros de guión, que copó las portadas de la prensa de la época.  Para empezar, el cuadro duró en la National Gallery solo 19 días: el 21 de agosto de 1961 desapareció.

Seguir leyendo Kempton Bunton y The Duke

Forty Elephants, chicas malas

Tiempo lectura: 6 minutos

 

No, las mujeres de la foto no son las Forty Elephants. El site donde la encontré decía que correspondía a una banda de delincuentes femeninas llamadas  “The Clockwork Oranges” que en la década de 1880 habían controlado los bajos fondos londinenses, imponiendo su ley. También decía que su nombre inspiró a Anthony Burgess su novela más famosa, La Naranja Mecánica, célebre por la adaptación cinematográfica que hizo de ella Stanley Kubrick en 1971.

Me puse manos a la obra. Una banda organizada de mujeres delincuentes en el Londres de finales del XIX tenía que aparecer en este blog. Lástima que todo fuera mentira. Ni la imagen que ven corresponde a una banda de delincuentes ni se sabe que existiera ningún grupo con ese nombre.

Aunque gracias a las falsas oranges conocí a las auténticas elephants, las Forty Elephants. Y esas mujeres sí merecen un post.
Seguir leyendo Forty Elephants, chicas malas

Adolf Hitler, el multimillonario

Tiempo lectura: 6 minutos

 

Cuando se suicida el 30 de abril de 1945,  Adolf Hitler ya se ha convertido, por méritos propios, en uno de los mayores criminales de la historia. Es el responsable (tal vez el mayor  pero no el único, estuvo bien asesorado) del asesinato de millones de personas y del sufrimiento de otras tantas.  Había arrasado buena parte de Europa, incluyendo su propio país.

Ante eso lo demás es secundario, por supuesto. Pero creo que no está de más recordar que los nazis, con su jefe a la cabeza, además de asesinos fueron unos ladrones.

Durante años la propaganda nazi cultivó el mito del Hitler austero y abnegado al que no le interesaba el dinero ni las cosas materiales. Él todo lo hacía por su patria, el resto era secundario. Y ese retrato fabricado por Goebbels y compañía incluso caló en sus enemigos: un líder loco con un ideario perverso pero al que no interesaba el dinero.

Pues para no interesarle, a sus 56 años –cuando se pega un tiro  en el búnker incapaz de enfrentarse al resultado de su obra– Hitler era multimillonario. Su fortuna se estima en unos 700 millones de marcos, cuando el salario medio era de 1.500.

Una fortuna que la agencia tributaria alemana, por cierto, ni olió.

Seguir leyendo Adolf Hitler, el multimillonario