Archivo de la etiqueta: PSOE

Nuevo mensaje a los mercados

Nuevo mensaje, alto y claro, a los mercados: la Agencia Tributaria desmantela su unidad contra la corrupción en Baleares. Los agentes habían sido claves para sacar a la luz tanto el caso Urdangarín como algunos asuntillos del PP de las islas. Como se ve una vez más, a nuestro gobierno no le tiembla el pulso para sacarnos de la crisis. Si esto no genera confianza en nuestro país la culpa será de esos mercados que, como todas las divinidades, no son nada claros en sus demandas y generan cierta confusión, incluso en sus mas fervorosos creyentes. Antes de criticar la medida reconozcan que no es fácil acertar con dioses tan esquivos.

Históricamente España, salvo raras excepciones, ha tenido gobiernos que se han pasado más tiempo mirando al cielo que a los gobernados. Desde los tiempos del glorioso imperio , aquel en el que sus súbditos salían a matar por el mundo porque aquí se morían de hambre, los gobiernos españoles han tenido a bien ser depositarios de la esencia de la verdadera religión, que diría Alatriste. A cambio de una comisión y, sobre todo, de la satisfacción del deber cumplido, claro. Hay dos cosas que nunca han faltado en una iglesia: la cruz y el cepillo. La verdadera religión no ha cambiado, aunque sí el nombre de la divinidad, ahora son los mercados. El cepillo ha pasado a primer plano.

Pero, como decía al principio, el problema con las divinidades es que no son transparentes. Gustan de los mensajes ambiguos, las paradojas y las contradicciones. Que no es aconsejable jugar al póker con ellos, vamos. El Rajoy candidato, el de la niña de los (sic) chuches, pensó que con sólo sentarse a la mesa le iban a dar fichas; y ahí lo tienen todo el día debajo de la mesa: no es que esté escondido, es que las está buscando. Las fichas, no las chuches.

Sigue leyendo Nuevo mensaje a los mercados

Rajoy y el IVA, el sablazo del mal gobernante

“La subida del IVA es un sablazo de mal gobernante”
Mariano Rajoy, 2010

 

La subida del IVA es insolidaria, injusta, contraproducente y además ineficaz”. No es el portavoz socialista, es el propio Mariano Rajoy el que decía eso hace bien poco, ya metidos en esta recesión estafa económica provocada por los mismos que prometen sacarnos de ella a fuerza de cavar cada vez más hondo. Aunque somos nosotros quienes, con espíritu de sacrificio (Mosén IBI dixit) cavamos. Nuestra fosa, no la de ellos.

El anuncio de la subida en 2013 del IVA, o como quieran llamarlo (se ve que en Lehman Brothers no tienen claro el nombre, con tantas siglas se lían), por sí solo ya es escandaloso cuando hasta hace 5 minutos en el PP insistían, por la gloria de su madre, en que no lo iban a subir. Esperanza Aguirre estaba en plan perroflauta recogiendo firmas y anunciando su rebeldía ante la medida de Zapatero. Pero es que llueve sobre mojado. Los peperos no paraba de hablar, muy solemnes, de líneas rojas (cursilería seguramente importada de los think thank americanos, me apuesto un brazo) que no se traspasarían nunca, por dios y por España: implantar el copago repago sanitario o no recortar en educación o sanidad. Y ahí los tienen, haciendo lo contrario de lo que decían, una y otra vez. Parece ser que así se consigue el nuevo tótem de la política contemporánea: restaurar la confianza de los mercados. De cómo la economía ha pasado a basarse en una sola ley, la de la confianza, término científico donde los haya, ya hablaremos otro día. Rajoy repite las palabras credibilidad y confianza como un hare krishna fumado mientras sigue incumpliendo una a una todas las promesas electorales, sin sonrojo alguno. Habíamos llegado al cinismo (aunque yo me sigo negando) de dar por hecho que las promesas electorales se quedaban en nada pero el PP de Rajoy ha pulverizado todos los registros. No solo olvidan promesas sino que hacen exactamente lo contrario de lo que más repitieron en campaña electoral. Lo dicho, lo suyo es inspirar confianza y credibilidad.

Para explicar todo esto, sus ministros (él sigue en la semiclandestinidad) han interiorizado a Orwell, ya que es la neolengua de 1984 la única con la capacidad suficiente para ello. El gran Juan José Millás lo explicaba el viernes muy bien, en el castellano de toda la vida, en su columna.

Al PSOE no le hace falta decir nada, ya que el PP, en plena euforia democrática, hace gobierno y oposición a la vez, una estrategia brillante que ha dejado noqueado y acorralado a su ¿adversario? Porque mientras todo esto ocurre, la ex-ministra Elena Salgado dedica su año cuasisabático a colaborar con la ONG Abertis, porque ella lo vale y se lo ha ganado, qué coño. Así que tal vez lo que pasa es que los gobiernos de PP y PSOE no han sido consecutivos sino simultáneos, con lo que ambos están a la vez en el consejo de ministros y en la oposición. O sea PPSOE, que dicen por ahí.

Sigue leyendo Rajoy y el IVA, el sablazo del mal gobernante

Alfredo Sáenz, El Imprescindible

 

¿Quién los jueces con pasión,
sin ser ungüento, hace humanos,
pues untándolos las manos
los ablanda el corazón?
¿Quién gasta su opilación
con oro, y no con acero?
El dinero.

Francisco de Quevedo

Hace ya muchos años escuché aquello de que ‘los cementerios están llenos de gente imprescindible’ y me creí el refrán. Pero ahora descubro que no es cierto, en nuestro país hay un imprescindible, un elegido. No es Messi, ni Mourinho. Incluso, con dos gintonics, me atrevo a predecir que después de Guardiola el Barça ganará más títulos, así que tampoco es él, por temprano que se levante. El Elegido, el hombre que sustenta sobre sus hombros a nuestro maltrecho país (y no digo Occidente por falta de gintonics) es Alfredo Sáenz, consejero delegado del Banco de Santander, número dos de la entidad, como les gusta decir a los diarios.

Al menos eso es lo que pensaba el gobierno, ese que no tenía tiempo de mirar lo de la dación en pago porque acababa legislatura, pero sí de cambiar la Constitución y anular un gol en el último minuto con el indulto a Alfredo Sáenz. La historia ya la conocerán de sobras porque los medios de comunicación no han hablado de otra cosa en los últimos días. Hemos presenciado, perplejos, como el asunto del indulto ensombrecía al clásico, a lo de Urdangarín y a la Copa Davis. Venga indulto, venga indulto, pesaos.

Alfredo Sáenz había sido condenado a tres meses de arresto y una pena de inhabilitación para gestionar entidades financieras por una causa que se remonta a 1994, cuando el Banco de Santander se hizo cargo de Banesto. Por lo que leo, parece que el señor Sáenz imputó falsamente una deuda a cuatro empresarios catalanes y, con la inestimable ayuda del muy honorable juez Pascual Estevill, éstos se fueron al talego. El asunto acabó con los empresarios en la calle, el juez condenado por prevaricación y detención ilegal y Sáenz con la sentencia mencionada anteriormente. Una explicación interesante de tan edificante actuación empresarial y judicial la pueden leer en esta web.

Sigue leyendo Alfredo Sáenz, El Imprescindible

15 de octubre, nueva etapa

Hoy, 15O, se han convocado en todo el mundo manifestaciones para pedir, básicamente, una verdadera democracia. Una versión 2.o con un motor más potente, mejores gráficos y, sobre todo, mayor jugabilidad para el usuario común. La novedad para España es que esta vez la movilización es mundial, aunque cada país tiene sus particularidades y está claro que no hay los mismos motivos para indignarse en España que en Italia, Alemania o Dinamarca.

Quien haya leído otras entradas mías sabe que me gustan las metáforas futbolísticas, soy así de rancio, qué quieren. Tal como va la cosa, para España las elecciones del 20N son como elegir entre perder 5-0 ó perder 1-0 de penalty en el último minuto. ¿Qué es peor? ¿qué da más rabia? Pero, sobre todo ¿acaso importa? El resultado permanece inalterable, y en este caso, añorado Lázaro Carreter, uso la expresión de manera deliberada, aunque ojalá que incorrectamente. Porque hoy, 15 de octubre de 2011, como el pasado 15M, sale mucha gente a las calles del mundo a decir que tal vez no sea inamovible. Y si lo es, lo será contra su voluntad porque ya han insultando su inteligencia demasiadas veces y con resultados catastróficos, que es lo peor. “Ustedes, que con cada nueva solución rompen algo diferente, no nos representan”.

Por un lado Rajoy no suelta prenda. Ante unas elecciones ganadas por incomparecencia de la izquierda oficial, que ni está ni se le espera, prefiere no hablar mucho sobre la factura que nos va a pasar una vez recogido el confeti de la noche electoral. Y por otro lado tenemos a Rubalcaba hablando sobre dación en pago de hipotecas y otras cosas que le han venido a la cabeza, así de golpe, con una credibilidad que ni Mourinho presentando la campaña “lo importante no es ganar, es participar”. ¿Ahora? Olvídense un momento de la política. ¿No les parece que, ante una situación equivalente en la vida real, optarían por callarse, por vergüenza? A mí me daría, pero oye, cada uno es como es.

Envidio a los que vayan con ilusión a las urnas ese día pero está claro uno de los dos, ellos o yo, no se está enterando del problema. Bueno, reconozco que yo suelo estar in albis la mayor parte del tiempo.

Sigue leyendo 15 de octubre, nueva etapa

Atado y bien atado

Reforma Constitucional déficit
Zapatero escuchando la voz de 'los mercados'. A su lado, Rajoy, parece que no se entera de nada.

“Pero cuando por ley natural mi capitanía llegue a faltaros, lo que inexorablemente tiene que llegar algún día, es aconsejable la decisión que hoy vamos a tomar, que contribuirá, en gran manera, a que todo quede atado y bien atado para el futuro”.  

Francisco Franco (1969)

Pues eso, en 10 minutos Zapatero y Rajoy, o sea España, deciden hacer una reforma de la Constitución exprés. Como repartidores de pizza no tendrían precio.  Sin contar con nadie más, y eso que las formas suelen importarles a estos tipos. Feo. Y todo eso ¿para qué? Para consolidar en la Constitución el mayor dogma neoliberal: lo más importante es que no haya déficit público;  y a la gente, que le vayan dando. De nada sirve que en el pasado, en sistemas capitalistas, se haya salido de crisis a costa de que los estados aumentaran su déficit creando empleo, o gastando para suavizarle a sus ciudadanos el sufrimiento. De nada sirven las voces que avisan que esa medida no va ayudar a la gente, sino todo lo contrario. Pero deben ser voces que solo escucho yo en mi cabeza (rojos antisistema casi todos)  así que solo yo me quedo ojiplático y pelopúntico cuando leo que Zapatero ha dicho que:

“Como entiendo que esta es una decisión estructural y no coyuntural, muy mayoritariamente asumida por la sociedad española y por sus representantes, deberíamos estar en condiciones de trasladarla a nuestra Constitución, como otras grandes economías europeas”.

Muy torero don Jose Luis.

Estamos ante un nuevo capítulo de La doctrina del shock, Milton Friedman sonríe desde el infierno: “hay que ver este Zapatero, lo tonto que parecía y qué aplicado nos ha salido”. No soy yo, es Friedman, que es muy faltón. Por cierto, volveremos por estas páginas a hablar de la obra de Naomi Klein, interesante. Quieren aprovechar el miedo para consolidar una política antisocial y, lo que es peor, dificultar que en el futuro otros gobiernos puedan enmendarla. Es lógico, ellos tiene razón y hay que evitar en lo posible que en el futuro gente equivocada quiera hacer las cosas de otra manera. La democracia ante todo.

Sigue leyendo Atado y bien atado