Archivo de la etiqueta: mujeres

Orli Wald, “el ángel de Auschwitz”

Tiempo lectura: 6 minutos

 

Aurelia ‘Orli’ Torgau (1914-1963) también se llamó Orli Reichert; y después Orli Wald. Fue rebotando por diversos apellidos al mismo tiempo que le iba zarandeando la historia. Nació en Francia pero era alemana, en una zona que fue cambiando sus fronteras a golpes de cañón y trinchera. 

Militó en las juventudes comunistas, se casó con un hombre que se pasó al nazismo y su compromiso político le llevó primero a prisión y luego a Ravensbrück y Auschwitz. Muchas vueltas y una constante: sus convicciones y su ayuda a los más débiles. Una ayuda que le llevó a ser conocida comoel ángel de Auschwitz”, lugar del que nunca regresó del todo. 

Seguir leyendo Orli Wald, “el ángel de Auschwitz”

Charley Parkhurst, una leyenda del Far West

Tiempo lectura: 5 minutos

 

Charlye Parkhurst se había hecho famoso como conductor de diligencias. Parecía salido de un casting: de baja estatura, gran bebedor de whisky, fumador y masticador de tabaco, que seguro escupía por un colmillo. El cuadro se completaba con un parche negro en un ojo que le había dado uno de sus apodos: Charley “El Tuerto” (One Eyed Charley). 

Conducir una diligencia en el Far West en plena fiebre del oro no era tarea fácil. Era una labor solo al alcance de hombres habilidosos y duros como el pedernal. Charley Parkhurst, un hombre respetado y admirado, tenía fama de ambas cosas.

Y seguramente tenían razón. Pero cuando Charley murió se dieron cuenta de que no era la clase de hombre que ellos pensaron. Les había engañado a todos. 

Charley era una mujer. 

Seguir leyendo Charley Parkhurst, una leyenda del Far West

Elizabeth Siddal ¿heroína o víctima del arte?

Tiempo lectura: 5 minutos

 

En 1849 Elizabeth Siddal todavía no sabía que iba a pasar a la historia como la Beatriz de Dante o la Ofelia de Shakespeare. No imaginaba que iba a ser una ‘supermodel’ del siglo XIX. Y no solo musa, también artista. Lizzie tenía en ese momento 19 años y trabajaba en una tienda de sombreros, en Londres. Necesitaba el trabajo. Su familia, de presunto origen noble, hacia un tiempo que había cogido el ascensor social hacia abajo a toda pastilla. 

Pero un día entró en la tienda Walter Deverell, un pintor que al instante supo que aquella muchacha era perfecta para el nuevo ideal de belleza que intentaba imponer. Siddel aceptó posar para Deverell y su vida cambió totalmente.

No se si para bien o para mal, eso lo decidirán ustedes si se quedan a leer su historia. 

Seguir leyendo Elizabeth Siddal ¿heroína o víctima del arte?

Amelia Dyer cuidará de tu bebé

Tiempo lectura: 4 minutos

 

Amelia Dyer tuvo una idea de negocio y fue a por ella. Dyer era una emprendedora y huía de convencionalismos. Pensó “fuera de la caja” y nada le iba a detener para cumplir su sueño.

Era la segunda mitad del siglo XIX en Inglaterra. En plena época victoriana, el capitalismo iba a toda máquina y la oportunidad estaba ahí para quien no tuviera miedo a cogerla.

Su negocio eran los bebés.

Y le fue bien, hasta que la ahorcaron.

Seguir leyendo Amelia Dyer cuidará de tu bebé

Lillias Campbell Davidson y su bicicleta

Tiempo lectura: 6 minutos

 

A Lillias Campbell Davidson (1853-1934) le encantaba montar en bicicleta. Dicho así no parece gran cosa, pero eso le hizo pasar a la historia. Cuando a sus veinte años la joven Lillias se enamoró de su primera bici, inició un viaje que iba mucho más allá de un puro divertimento.
En 1892, Davidson fundó en Inglaterra la Lady Cyclists’ Association (Asociación de Mujeres Ciclistas), que hoy día se considera la primera organización ciclista para mujeres. Puede seguir pareciendo poca cosa para hacer historia.  Pero hay que tener en cuenta que a finales de 1800 una mujer en bicicleta no significaba solo una mujer en bicicleta.
En aquel tiempo una mujer en bici era un desafío. 

Seguir leyendo Lillias Campbell Davidson y su bicicleta

Camille Claudel, la luz cegada

Tiempo lectura: 6 minutos

 

No hace mucho, en los libros se solía describir a Camille Claudel como ayudante, musa y amante de Auguste Rodin. Era la joven aprendiz del considerado como unos de los padres de la escultura moderna. Como nota al pie, también figuraba como hermana del poeta Paul Claudel. 

Se la describía como una mujer de carácter inestable que se enamoró perdidamente del escultor. Una pasión tan fuerte que la llevó a la locura y a un final trágico. 

Todo eso es cierto, pero a la vez una injusticia enorme.

Seguir leyendo Camille Claudel, la luz cegada