Archivo de la etiqueta: iglesia

Salazar y las brujas de Zugarramurdi

El aquelarre, o el Gran Cabrón (1820-23), Francisco de Goya

Alonso de Salazar y Frías nació en Burgos en 1564, en una próspera familia de comerciantes bien conectados. Estudió Derecho Canónico en Salamanca y Sigüenza y luego se hizo sacerdote. Intelectualmente bien dotado, se le abría una buena carrera en una empresa que, podríamos decir, era el Ibex 35 de la época. Según su biógrafo, el prestigioso historiador danés Gustav Henningsen, era “uno de los clérigos más brillantes de la Corte”.

Tras su paso por las diócesis de Jaén y Toledo, le cayó un marrón. En 1609 fue designado inquisidor de Logroño, con la epidemia de brujas surgidas en Zugarramurdi y el mayor proceso contra la brujería de la historia en marcha. Unas 5.000 personas encausadas. En medio de aquella locura cayó nuestro racionalista hombre de letras ¿Qué pasó?

Sigue leyendo Salazar y las brujas de Zugarramurdi

Círculos de costura en Hollywood

safe_image.php¿Se imaginan a Greta Garbo o Joan Cawford compartiendo patrones para hacer calceta o petit point? ¿Las ven, a ellas y otras actrices del Hollywood de los 20 y 30 entre ovillos de lana, agujas y demás material DIY en los llamados círculos de costura? Todo para pasar el rato entre amigas, hablando de sus cosas y haciendo algo útil para poner sobre la mesa del salón o regalar a un sobrino.

Hay algo que no encaja. Convendrán que una mansión de Hollywood no es el lugar más apropiado para ese tipo de actividades. ¿Dónde queda el glamour y el misterio de estrellas como Marlene Dietrich o Barbara Stanwyck enfrascadas con el punto yugoslavo?

Sigue leyendo Círculos de costura en Hollywood

Delito de solicitación, confesiones en caliente

solicitacion 01

Fray Juan de Santisteban, dominico que reside en el monasterio de su orden de Saelices, fue testificado por un testigo mujer de que por espacio de dos años que la confesó algunas veces, en tres o cuatro confesiones, habiendo comenzado a decir sus pecados la solicitó para tener cuenta carnal con ella diciéndole palabras lascivas y deshonestas tomándole sus manos y poniéndolas en las partes vergonzosas  de él hasta venir en polución”.

Fray Juan Sánchez, Prior que fue del monasterio de Santo Domingo de Ciudad Rodrigo fue testificado por un testigo mujer de que estándola confesando en la capilla mayor del dicho monasterio, la dijo palabras de amores y la tocó las manos el dicho fraile a las partes vergonzosas, y llegó a tocar sus partes de él con las de ella”.

Sigue leyendo Delito de solicitación, confesiones en caliente

La resurrección de Jesús según Mateo

Evangelio-Según-San-Mateo

La verdad os hará libres (Juan 8, 32)

Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, expiró. 51 La cortina del templo se rasgó de arriba abajo en dos partes, * 52 la tierra tembló y se hendieron las rocas; se abrieron los monumentos, y muchos cuerpos de santos que habían muerto resucitaron, * 53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de El, vinieron a la ciudad santa y se aparecieron a muchos. 54 El centurión y los que con él guardaban a Jesús, viendo el terremoto y cuanto había sucedido, temieron sobremanera y se decían: Verdaderamente, éste era hijo de Dios”.

San Mateo 27: 50-54

 

No soy un voz autorizada en estos temas. En primer lugar no soy doctor de la Iglesia y en segundo he de confesar que mi fe es quebradiza, andando entre el culto subgenio y el pastafarismo según con qué pie me levante. Pero como a la vez tengo un alma inquieta, llega la Semana Santa y a mi alrededor (en el trabajo, en el parque, en el bar durante el descanso del derbi), todo el mundo debate sobre teología y la vida, figura y pensamiento de Jesús de Nazaret, he querido informarme. Para ello he cogido el ejemplar de La Biblia que tengo en casa, edición Nácar-Colunga, que según tengo entendido es una versión fetén, o al menos la más común por estos lares.

Y me he encontrado con el fragmento arriba indicado. Vuelvan a leerlo y reflexionen.

Sigue leyendo La resurrección de Jesús según Mateo

La procesión de Genarín

 
“Y siguiendo tus costumbres
que nunca fueron un lujo
bebamos en tu memoria
una copina de orujo.”

 

En la noche del Jueves a Viernes Santo de 1929, 30 de marzo para más señas, Genarín recorría su ruta habitual por el leonés barrio de San Lorenzo, lugar poco recomendable para almas cándidas y en el que él era casi una leyenda. En la base del tercer cubo de la muralla, a la altura de la calle de Las Carreras, el bueno de Genaro decide hacer hueco en su vejiga para el nuevo orujo por venir. En ese momento, el pellejero, cual moderno Cable Hogue, es arrollado por el progreso; concretamente por el primer camión de la basura de la ciudad de León. Allí quedó atrapado Genarín, entre el camión y la muralla. Cuenta la leyenda que la Moncha, una de sus prostitutas habituales, lo vio y cubrió su cuerpo con un periódico.

Una muerte anónima de un humilde pellejero en un arrabal de una ciudad de provincias. Más de 80 años después, unas 15.000 personas lo recuerdan en procesión.

Sigue leyendo La procesión de Genarín

Desmontando a los Reyes Magos

No hacía falta que los hermanos Wachowski hicieran Matrix (hicieron 3 ¿por qué, Señor, por qué?) para decirnos que vivimos en un mundo falso en el que todo es apariencia y representación. Las sociedades occidentales tienen depurado un mecanismo para que sus miembros jóvenes menos dotados se den de bruces con esa idea bastante pronto: Santa Claus y Los Reyes Magos. Si has sido incapaz de llegar por tus medios a dicha conclusión, hay un momento de tu vida en que alguien muestra ante tus narices que las cosas no son lo que parecen.

Cierto es que individuos en edad adulta creen lo que algunos personajes como Rajoy  dicen por la tele, algunos incluso lo analizan sesudamente. En su ¿defensa? diré que los segundos cobran por ello y que cada uno se divierte como quiere. Además, todos vivimos ese momento en que conocimos la trama oculta de la ‘Operación Oriente’ y en lugar de desarticularla nos callamos porque nos convenía, como unos concejales de urbanismo cualquiera.

Esta breve y concisa introducción, tan de mi estilo, es porque, en mi cruzada personal en favor de la libertad de información del reino, tenía un cuarto de hora libre y he decidido investigar de manera concienzuda el oscuro pasado de los Reyes Magos. Para empezar, tienen un color sospechoso, extranjeros sin permiso de residencia que con la excusa de los regalos vienen a aprovecharse de nuestra sanidad. Tal como intuía, he encontrado turbiedades como para llenar dos campos de fútbol con colaboradores de Sálvame o de las tertulias políticas de la Sexta, tanto da. Procedo.

Sigue leyendo Desmontando a los Reyes Magos