Archivo de la etiqueta: historia

Grace Fryer y The radium Girls

Tiempo lectura: 5 minutos

Estamos en 1920 y Grace Fryer todavía no sabe que es una más de las chicas del radio. Se gana la vida trabajando en una fábrica en Nueva Jersey, la US Radium. La Primera Guerra Mundial ha incorporado a numerosas mujeres al trabajo en las fábricas.
El de Fryer y sus 70 compañeras consiste en pintar las esferas de los relojes con una pintura especial que los hace luminiscentes en la oscuridad. Un avance técnico incorporado por el ejército estadounidense en la Gran Guerra que, en la paz, está teniendo un gran éxito comercial. El negocio va sobre ruedas para la empresa. Para ellas será una pesadilla mortal.

Seguir leyendo Grace Fryer y The radium Girls

Irma Grese, la bella y la bestia

Tiempo lectura: 4 minutos

Irma era rubia, de ojos claros, de una belleza que llamaba la atención. Algunos la llamaban el ángel rubio. Tenía apenas veinte años así que no es raro que se pasara horas ante el espejo arreglándose el pelo, que llevaba siempre impecablemente peinado. Como podía, estrenaba vestidos constantemente, traídos de las casas más importantes de París, Praga o Viena.  Le gustaba calzar botas de montar, siempre relucientes.

Ese angelito fue condenada a la horca y colgada el 13 de diciembre de 1945, con solo 22 años. Casi nadie lloró, todo lo contrario. Aquella niña había hecho carrera muy deprisa, convirtiéndose en la segunda mujer de más alto rango en Auschwitz tras María Mandel. El ángel de Auschwitz también mostró su sadismo en Ravensbrück y Bergen-Belsen.

Ha sido descrita como la peor mujer de todo el campo. No había crueldad que no tuviese relación con ella. Participaba regularmente en las selecciones para la cámara de gas, torturando a discreción. En Belsen continuó con el mismo comportamiento, igualmente público. Su especialidad era lanzar perros contra seres humanos indefensos”.

Extracto del juicio de Belsen

Seguir leyendo Irma Grese, la bella y la bestia

Mr. Dickson y el final de la II República

Tiempo lectura: 5 minutos

La II República Española da sus últimos estertores en Alicante, a finales de marzo de 1939. Cerca de 20.000 personas se hacinan en el puerto, entre la desesperación y la esperanza de poder huir de la victoria. Son republicanos, por convicción o por puro sorteo de la vida, abandonados por todo el mundo. Literalmente. Se habían concentrado allí ante el rumor de que les dejarían salir de España sin daño alguno. Aparte de que era un falso rumor interesado –las tropas de Franco y de Mussolini no llegaban con la misma idea– el otro problema era cómo hacerlo.

Entre otros, hay dos barcos británicos allí, dos mercantes que comerciaban con la ya moribunda República Española. Uno es el Maritime. Su capitán, escrupuloso cumplidor de las normas, no está autorizado a embarcar más que a 40 pasajeros, todos autoridades. Y así zarpa medio vacío. La historia del navío y el nombre del capitán se pierden en la historia; y a mí particularmente me importan un pimiento. Pero hay otros nombres que trascienden por no cumplir las órdenes recibidas: el del navío es Stanbrook y el de su capitán, un valiente galés de 47 años, Archibald Dickson. Ambos sí han pasado a la historia con todos los honores.

Seguir leyendo Mr. Dickson y el final de la II República

Alma Rosé, música para sobrevivir

Tiempo lectura: 5 minutos

Alma Rosé era una obsesa de la música y como tal una directora de orquesta muy perfeccionista. Cuentan que durante un concierto interrumpió la interpretación, visiblemente enfadada, porque entre el público algunos hombres hablaban demasiado alto. Hasta aquí algo casi normal. Pero la cosa cambia si se abre el encuadre y vemos el escenario. Alma Rosé era judía, directora de la orquesta femenina de Auschwitz-Birkenau y su distinguido público los SS encargados de torturar y asesinar a los presos. Dioses para los que matar a un preso era un acto tan banal como encenderse un cigarrillo.

En mi humilde contribución para celebrar el 8 de marzo propongo recordar la figura de una mujer excepcional atrapada en unas circunstancias que van más allá de la excepcionalidad. Una mujer que intentó sobrevivir en el infierno a golpes de música, teniendo que ganarse nota a nota cada minuto de vida en un lugar en la que el horizonte vital de un preso era de 3 meses. En Auschwitz cada día, cada pequeña decisión, cada gesto, era trascendental. Y Alma tomó algunas decisiones que años después la convirtieron en un personaje polémico, con luces y sombras. O sea, como todos los demás que hemos tenido la suerte de no vivir en el infierno.

Seguir leyendo Alma Rosé, música para sobrevivir

Lidia Litviak, la rosa blanca de Stalingrado

Tiempo lectura: 5 minutos

Se acerca el 8 de marzo y como en febrero se han cumplido 70 años del final de la batalla de Stalingrado me apetece contarles quién fue Lidia Litviak. Para ponernos en situación:  en una ciudad remota a orillas del Volga, entre agosto de 1942 y febrero de 1943, millones de personas (Rattenkrieg, “guerra de ratas”, le llamaron los alemanes) se dedicaron con todo su empeño a matarse con fiereza. Y se les dio bien, muy bien. Las estimaciones más conservadoras superan con creces el millón de muertos, entre civiles y militares. La ciudad bautizada por aquel entonces con el nombre de Stalin, hoy Volgogrado, ostenta el honor de ser escenario de la batalla más sangrienta de la historia.

Todo ese horror dejó, como pasa siempre, algunos héroes famosos entre los vencedores, como Chuikov o Záitsev, al que le hicieron una película con Jude Law. Todos hombres. A Lidia creo que no le han hecho todavía una película, pero ella también fue una heroína en los campos de Stalingrado. O mejor en sus cielos, ya que ella era aviadora, se llamó Lidia “Lily” Litviak y pasó a la historia como La Rosa Blanca de Stalingrado.

Seguir leyendo Lidia Litviak, la rosa blanca de Stalingrado

El amor que llegó de la Stasi

Tiempo lectura: 5 minutos

Por San Valentín, patrón de los grandes almacenes, asistimos cada año a la celebración del amor a base de películas románticas y anuncios de colonias. Que conste que algunas de esa pelis a mí me gustan, pero eso sería motivo de otra sección dentro de este blog. Entre tanto amor yo no he podido evitar acordarme de la ‘estrategia Romeo’, urdida por uno de los personajes más interesantes de la ya de por sí nómina de personajes interesantes de la historia del espionaje, Markus Wolf.

No me digan que no es apropiado, en estos días post San Valentín en que Método 3 ha descubierto que las palmeras de cartón piedra del oasis catalán estaban más pinchadas que un paciente de Eufemiano Fuentes, recordar a los agentes Romeo, a Markus Wolf y a la Stasi. Como no he visto a nuestras televisiones por la labor quiero poner mi granito de arena para rememorar tan romántica iniciativa.

Markus Wolf, una leyenda del espionaje, fue jefe del servicio exterior de la Stasi entre 1953 y 1986. Nota para los más jóvenes: la Statsi era el servicio secreto de la República Democrática Alemana (DDR, en alemán) un país que existió desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta que la otra Alemania se lo comió en 1990. La RDA era la parte alemana ocupada por la Unión Soviética, un supuesto paraíso socialista con unos dirigentes tan benéficos que te obligaban a vivirlo, aunque no quisieras. De entre todos los servicios secretos comunistas la Stasi se ganó fama de ser el más efectivo, incluso por encima de KGB soviético. Y de todos sus líderes, Wolf era el más temido en Occidente. Una de sus iniciativas más exitosas fueron los ‘agentes Romeo’.

Seguir leyendo El amor que llegó de la Stasi