Archivo de la etiqueta: espionaje

Ethel Gee, desde Dorset con amor

Tiempo lectura: 8 minutos

 

El 7 de enero de 1961 la policía británica arrestaba a Ethel Gee. Ethel era una secretaria que en ese momento tenía 46 años y vivía modestamente en la isla de Portland, en Dorset. Una mujer gris que compartía habitación con su madre de 86 años, sin relaciones conocidas y con muy pocas amistades.

En el momento de su detención, en Londres, Ethel llevaba en su bolsa de la compra películas y fotografías de material clasificado, incluidos detalles del HMS Dreadnought, el primer submarino nuclear de Gran Bretaña; y su nuevo sistema de sónar.

Seguir leyendo Ethel Gee, desde Dorset con amor

Christine Granville, la mejor espía de la 2GM

Tiempo lectura: 5 minutos

 

Chistine Granville en realidad no se llamaba así, sino Krystyna Skarbek. También se llamó Jacqueline Armand, alias Pauline. Krystyna/Chistine/Jacqueline era polaca y “la espía favorita de Churchill”.  Pero tras la guerra, Gran Bretaña la abandonó.

Entró en la Polonia ocupada esquiando a través de los montes Tatra, los más escarpados de los Cárpatos. Fue capturada por la Gestapo y escapó simulando una enfermedad. En Francia participó en la Operación Dragón y liberó a unos compañeros ingleses a punto de ser fusilados.

Inteligente, aventurera, testaruda y muy valiente, Chistine Granville tuvo una vida de película que terminó mal.

Seguir leyendo Christine Granville, la mejor espía de la 2GM

Arabel, una pareja de espías

Tiempo lectura: 6 minutos

 

Es muy posible que hayan oído hablar de Garbo. No me refiero a Greta, sino a  Joan Pujol García, uno de los espías más importantes del siglo XX. Se supone que los británicos lo bautizaron así por la capacidad de seducción del espía catalán. Garbo/Pujol engañó repetidamente a los nazis, en especial durante el episodio clave del desembarco de Normandía. Los engañó con tanto éxito que los alemanes le condecoraron y, acabada la guerra, seguían pensando que era uno de sus mejores agentes. Aunque lo alemanes no lo llamaban Garbo. El nombre en clave de Pujol en la Abwehr, era Arabel.

Y ahí es donde viene la parte menos conocida de Garbo y la historia de este post. El nombre de Arabel viene de Araceli la Bella. Porque Joan Pujol estaba casado con una mujer que también era espía: Araceli González Carballo.

Seguir leyendo Arabel, una pareja de espías

El enigma de las emisoras de números

Tiempo lectura: 5 minutos

 

6,7,4,8 (pausa) 6,7,4,8 (pausa) 2,8,7,2 (pausa) 2,8,7,2 …. Eres radioaficionado, has estado buscando en la onda corta y te encuentras esto. El ruido de fondo, la voz mecánica, todo tiene un aire irreal. Una pausa, una música breve, una nueva secuencia de números sin sentido. Y luego nada más. ¿De dónde carajo ha salido eso? Te has topado con una de esas «emisoras de números«.

Acabas de escuchar algo que, oficialmente, no existe.

Seguir leyendo El enigma de las emisoras de números

El amor que llegó de la Stasi

Tiempo lectura: 5 minutos

 

Por San Valentín, patrón de los grandes almacenes, asistimos cada año a la celebración del amor a base de películas románticas y anuncios de colonias. Que conste que algunas de esa pelis a mí me gustan, pero eso sería motivo para otro post. Pero entre tanto amor yo no puedo evitar acordarme de la ‘estrategia Romeo’, urdida por uno de los personajes más interesantes de la ya de por sí nómina de personajes interesantes de la historia del espionaje, Markus Wolf.

Markus Wolf, una leyenda del espionaje, fue jefe del servicio exterior de la Stasi entre 1953 y 1986. Nota para los más jóvenes: la Statsi (Ministerium für Staatssicherheit) era el servicio secreto de la República Democrática Alemana (DDR, en alemán) un país que existió desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta que la otra Alemania se lo compró en 1990.

La RDA era la parte alemana ocupada por la Unión Soviética, un supuesto paraíso socialista con unos dirigentes tan benéficos que te obligaban a vivirlo, aunque no quisieras. De entre todos los servicios secretos comunistas la Stasi se ganó fama de ser el más efectivo, incluso por encima de KGB soviético. Y de todos sus líderes, Wolf era el más temido en Occidente. Una de sus iniciativas más exitosas fueron los ‘agentes Romeo’.

Seguir leyendo El amor que llegó de la Stasi