Archivo de la etiqueta: EE.UU.

Rajnishpuram, el sueño de Sheela

 

Les recomiendo la nueva serie documental de Netflix, Wild Wild Country (Maclain y Chapman Way, 2018). En seis capítulos  nos cuentan la aventura americana del gurú indio Bhagwan Shree Rajneesh, también conocido como Osho, y de su lugarteniente Ma Anand Sheela.

De 1981 a 1985, en un pedregal de Oregón, junto al pueblo de Antelope (50 habitantes), los discípulos de Osho -los sanniasinsmontarán un asentamiento de 2.000 habitantes con todo tipo de comodidades, incluyendo restaurantes, un centro comercial, un hotel, una discoteca, un lago o un pequeño aeropuerto. 

Escandalizarán a los residentes y controlarán el ayuntamiento, al que le cambiarán el nombre por Rajnishpuram. Recibirán la hostilidad de vecinos y autoridades, se armarán hasta los dientes e intentarán controlar el condado mediante las elecciones. También habrá guerra bacteriológica, planes de atentados, intentos de asesinato, escuchas ilegales, huidas en avioneta, traiciones y guerra por el poder dentro de la comunidad.

Todo eso en seis horas de documental. Por si no tienes tiempo de verlo, voy a intentar resumirlo.

Sigue leyendo Rajnishpuram, el sueño de Sheela

Point-Saint-Esprit, 1951

Pont-Saint-Esprit es un pequeño pueblo de 4.500 habitantes, situado a orillas del Ródano en la frontera entre la Provenza y el Languedoc. Uno de esos sitios agradables donde nunca pasa nada interesante. Hasta que pasa.

En agosto de 1951, como si de un episodio de tarantismo medieval se tratara, un montón de vecinos se vuelven locos. Durante varios días, aquel bonito rincón del sudeste francés parece un ensayo del Apocalipsis. Charles Granjhon, de 11 años, intenta estrangular a su madre; un hombre trata de ahogarse mientras grita que su estómago está siendo devorado por serpientes; otro vecino clama “¡Soy un avión!” y salta por la ventana de un segundo piso.

Dos años después, un científico estadounidense, Frank Olson, salta desde un décimo piso en Manhattan. Una muerte misteriosa que décadas después dará la explicación más aceptada sobre las causas de la locura colectiva en aquel pueblo francés.

Sigue leyendo Point-Saint-Esprit, 1951

1971, golpe al FBI de Hoover

William Davidon había marcado la fecha en rojo. Aquel 8 de marzo de 1971, Muhammad Alí y Joe Frazier tenían una cita para pegarse ante más de 20.000 personas. Todo el mundo quería estar aquella noche en el Madison Square Garden de Nueva York o, en su defecto, pegados a la tele para verlo.

Alí y Frazier no solo representaban dos maneras diferentes de boxear, eran dos mundos diferentes. Frazier era discreto y disciplinado, el tipo que nunca se mete en problemas. Alí era puro talento, showman y activista; bailando entre problemas.

Aquella pelea, que ganó Frazier a los puntos, ha pasado a la historia como El combate del Siglo.

Pero esta es la historia de cómo, en ese mismo momento, un grupo de activistas dirigido por William Davidon le daba un golpe directo al mismísimo FBI.

Sigue leyendo 1971, golpe al FBI de Hoover

Billie Holiday y su strange fruit

En cuanto pones atención a los primeros versos, lo único que puedes hacer es apretar los dientes y aguantar el tirón hasta que acabe. Es Strange Fruit, cantada por Billie Holiday.

Es muy posible que la conozcan, la canción es antigua (1936) y bastante famosa en Estados Unidos. Yo me encontré con ella hace poco y hasta que no escriba esto no me la voy a poder quitar del estómago. Tal vez ni así.

No soy un incondicional de Billie Holiday. La tenía de fondo, mientras trabajaba, calándome poco a poco de su tristeza. Porque –supongo que ya se ha dicho, sobre ella se ha dicho todo– Holiday no canta: llora con ritmo y un punto de rabia felina.

Una letra tan impactante me llevó a investigarla y lo que me devolvió internet fue un puñetazo en la garganta.  Hay mucha historia detrás de Strange Fruit. A ver si se contarla.

Sigue leyendo Billie Holiday y su strange fruit

Las dos muertes de Cynthia Ann Parker

El 17 de diciembre de 1860, Nautdah tiene 36 años y vive en las praderas de Texas con su familia. Es la mujer de Peta Nocona, el joven jefe de una de las tribus de la nación comanche.  Tiene 3 hijos: dos niños, Quanah y Pecos, y una niña, Topsana. Tal vez la noche anterior soñó con una tal Cynthia Ann Parker, el fantasma de una niña blanca que se le aparece  de vez en cuando. Sobre todo en pesadillas.

Pero en general a Nautdah la supongo feliz como única mujer de Peta. Ser la única es una señal de respeto en la poligámica cultura comanche.  La vida allí no es fácil; a medida que aumenta la presencia del hombre blanco mengua la de los bisontes, su principal medio de vida. Las disputas con los blancos son frecuentes desde hace siglos. Pero ahora se huele la derrota,  aquellos forasteros tienen dos armas incontestables: la viruela y el rifle de repetición.

La madrugada del 18 de diciembre son los rifles de la caballería de los Estados Unidos y de los Rangers de Texas los que aparecen por el poblado de Nautdah, cerca de Pease River. Su marido, que resulta herido, y sus dos hijos pueden escapar de la carnicería causada por el hombre blanco. Nautdah, con su pequeña Topsana en brazos, también intenta huir pero es capturada.

Sigue leyendo Las dos muertes de Cynthia Ann Parker

La CIA tiene una de teles que te rilas

http://www.youtube.com/watch?v=-XZyvq1KXKY

Llevamos una semana fantástica, la del triunfo del Bien contra el Mal. Entre que el Barça se ha cargado a Bin Laden y los gringos han eliminado a Mourinho, amanece un nuevo día. Pero fíjense que en vez de estar feliz como una lombriz a mí me da un poco de bajón. ¿Por qué? ¿Por qué?, que diría el otro. Yo sí tengo la respuesta: por mis queridos ‘medios de comunicación’.

El caso del fútbol (aunque sigo sin entender por qué el canal público catalán, TV3, rebaja tanto su nivel de calidad en este tema) la verdad es que no importa mucho, es circo y como tal hay que verlo. El que me preocupa más es el otro, con vidas de verdad en juego.

La noticia no la voy a repetir porque quien no la conozca, aparte de tener todo mi respeto, no estará leyendo esto. Los americanos del norte que hablan inglés y no son canadienses montaron una operación de película y mataron al tipo que a su vez quería matar a medio mundo. Soy consciente de que el mundo es un poquito mejor con ese tipo muerto. Como también sería un poco mejor sin Estados que realizan ejecuciones sin juicio saltándose todas las leyes internacionales. No se, es una opinión. Por mi parte solo deseo que los movimientos democratizadores en el mundo árabe (con sus sombras, que también las tendrán) no se distraigan con el sainete y sigan a lo suyo, lo más lejos posible de los unos y los otros.

Sigue leyendo La CIA tiene una de teles que te rilas