Mary Thomas, la reina negra de Dinamarca

Para compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email to someone
email

De la Queen Mary negra no se sabe mucho, aunque sí lo suficiente para erigirle una estatua en Copenhage. Su nombre era Mary Thomas y junto a Agnes Salomon y Mathilda McBean fueron conocidas como “las tres reinas” o “las reinas de fuego”.

¿Por qué la estatua? Por liderar el Fireburn (1878), una revuelta de trabajadores que acabó con media isla de Saint Croix ardiendo. La isla pertenece a las actuales Islas Vírgenes estadounidenses. Por aquel tiempo aquello era una colonia danesa que proporcionaba pingües beneficios gracias al trabajo de esclavos africanos. En 1848 se abolió la esclavitud y siguió dando pingües beneficios por el trabajo en condiciones de esclavitud de los trabajadores libres.    

Pero la resiliencia de los nuevos siervos tuvo un límite y Mary Thomas mandó a parar. Junto a sus compañeras reinas y el resto de trabajadores exigieron un cambio quemando todo lo que pudieron a su paso.

Fireburn, Saint Croix, Tres Reinas, Three Queens, Queen Mary, Mary Thomas, Copenhagen, Dinamarca
“Desde la Revuelta de St. Croix”. Ilustración en “Illustreret Tidende” (1878).

Una sucesión de malas cosechas había calentado mucho el ambiente. Pero, sobre todo, las condiciones de los trabajadores africanos no habían mejorado casi nada desde la abolición y una serie de leyes les cerraban cualquier salida. Estaban allí atrapados, a merced de sus antiguos amos.  

Y se levantaron. La mañana del 1 de octubre de 1878 la isla de Saint Croix era una hoguera. Más de 50 plantaciones ardieron. También ardieron almacenes de azúcar, casas, tiendas… La mitad de la ciudad de Frederiksted estaba en llamas. La ira de los trabajadores había estallado. Con sus antorchas estaban diciendo hasta aquí hemos llegado. 

El fuego duró cinco días. Hubo saqueos. Aquella revuelta, hasta hoy prácticamente desconocida, fue una de las más importantes de entre todas las colonias europeas en América.

Las madres reinas

Toda esa ira estaba liderada por tres mujeres: Mary Thomas, Agnes Salomon y Mathilda McBean. Y por un hombre, Thomas Graydon, conocido como “Coronel Peter”. Hay quien añade una cuarta reina, Susanna “Bottom Belly” Abrahamson, pero no aparece en todas las versiones.

Fireburn, Saint Croix, Tres Reinas, Three Queens, Queen Mary, Mary Thomas,
Escultura de bronce de “Las Tres Reinas” en la Islas Vírgenes. (Foto: Davina Sutton)

Ellas se llamaban a sí mismas “Las Reinas” y eran reconocidas como líderes por la comunidad de trabajadores negros. Según cuenta el historiador danés Philip Sampson en la web de la BBC, el apelativo de “reinas” tenía que ver con el papel de las mujeres en su tradición africana. La mayoría de los esclavos habían llegado del África Occidental, donde las mujeres de la tribu tenían un peso muy importante en la toma de decisiones. Y a las más respetadas se les llamaba “Madres Reinas”, líderes espirituales que tenían el poder de designar a los jefes.

Y ese es el papel que tenían en Saint Croix Mary Thomas y sus hermanas Agnes y Mathilda. Eran respetadas por el resto de la comunidad de trabajadores africanos, que las eligieron para encabezar ritos y celebraciones durante los disturbios. 

Mary Thomas, una reina misteriosa

De Mary Thomas se sabe poco. Se cree que había nacido en Antigua sobre 1848 y que había llegado a Saint Croix en la década de 1860. Era madre soltera de tres hijos y vivía y trabajaba en la plantación de Sprat Hall. 

“Queen” Mary Thomas. Ilustración para “Cuadernos desde las Indias Occidentales danesas” de Charles E. Taylor (1888)

En su informe, las autoridades danesas alegan que había sido detenida anteriormente por hurtos menores, aunque se sospecha que dicho historial se fabricó en un intento de desacreditarla. 

La revuelta fue sofocada duramente por los soldados daneses en pocos días. Y, como suele pasar en estos casos (véase también a Deslondes, en este blog) la peor parte se la llevaron los rebeldes: un centenar de muertos por tres europeos, dos soldados y un dueño de plantación. 

Todos los líderes fueron arrestados y se establecieron cortes marciales en Frederiksted y Christiansted. Doce personas fueron ejecutadas de inmediato, entre ellas el “coronel Peter”. Otras 39 fueron también condenadas a muerte pero a 34 se les conmutó por trabajos forzados. A las otras cinco, entre las que estaban “las tres reinas”, se les condenó a trabajos forzados de por vida. 

La condena de Mary Thomas fue por saqueo e incendio premeditado. Fue enviada a Dinamarca junto a Agnes Salomon y Mathilda McBean. Llegaron a la prisión de mujeres de Christianshavn en Copenhague en 1882, donde estuvieron cinco años antes de ser mandadas de vuelta a Christiansted para cumplir el resto de sus condenas. O sea, toda una vida de cárcel. 

Y ahí se pierde el rastro de Mary y de las otras dos reinas. 

Tras la revuelta y la represión, las condiciones de los trabajadores mejoraron un poco.

Libres y explotados  

Como decía al principio, en 1848 se hizo efectiva la abolición de la esclavitud en aquella colonia danesa. La abolición respondía más a necesidades económicas (resumiendo, era más productivo un trabajador libre que esclavo) que a la buena voluntad de los propietarios. Y cuando se hizo el cambio, fue dentro de un orden. Un cambio sensato le llamarían hoy. 

Fireburn, Saint Croix, Tres Reinas, Three Queens, Queen Mary, Mary Thomas, Copenhagen, Dinamarca
Foto del mercado de Christiansted. (De la web: www.virgin-islands-history.org)

Para empezar, las leyes laborales eran muy rígidas y era imposible para los trabajadores renegociarlas. Se firmaban condiciones y sueldos anuales de miseria, y ni siquiera se disimulaba con lo del salario emocional, como pasa ahora. Durante ese año, por ejemplo, el trabajador no podía salir de la plantación sin permiso. 

Ante eso, una opción era marcharse de la isla a probar mejor suerte en otros lugares. Pero eso hubiera dejado a los patronos sin mano de obra barata, así que se establecieron unos caros certificados de salud y unos aún más caros pasaportes, ambos pasos imprescindibles para salir de allí. Los nuevos hombres y mujeres libres, ahora siervos,  estaban prisioneros en aquella isla.   

En el otoño es cuando se negociaban los contratos anuales, y en ese año de 1878, las autoridades danesas dieron una vuelta de tuerca más a las ya penosas condiciones existentes. El 1 de octubre, los trabajadores, ajenos a las maravillas de la productividad, no pudieron más y con Mary Thomas al frente, encendieron sus antorchas. 

Mary Thomas en Copenhage

Tanto Mary Thomas como Agnes Salomon y Mathilda McBean, desconocidas en Europa, eran ya populares en el Caribe. Su protesta se había mantenido en la tradición oral, convertidas en símbolos de la emancipación colonial, así como de la lucha laboral y por la igualdad racial. 

Allí las tres reinas tienen estatua y una de las principales carreteras de Saint Croix se llama la Queen Mary Highway, en honor a Thomas. 

Fireburn, Saint Croix, Tres Reinas, Three Queens, Queen Mary, Mary Thomas, Copenhagen, Dinamarca
I Am Queen Mary. Estatua dedicada a Mary Thomas en Copenhage (2018).

Ahora, desde el 31 de marzo de 2018, Mary Thomas reina también en Dinamarca. La estatua –que recuerda la famosa foto del líder de los Panteras Negras, Huey P. Newton– ha sido erigida a las puertas del Almacén de las Indias Occidentales de Copenhague, a donde llegaba el azúcar, el ron y otros productos desde las colonias danesas en América. El nombre de la obra es I Am Queen Mary. 

Se muestra a Mary Thomas descalza,  sentada en una silla de mimbre, con actitud serena y regia, sosteniendo en una mano una herramienta para cortar caña y en la otra una antorcha. Para que ni Dinamarca ni otras naciones de Europa olviden el siniestro origen de mucha de su riqueza.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Para compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email to someone
email

Un pensamiento sobre “Mary Thomas, la reina negra de Dinamarca”

  1. Este es una parte del origen del alto nivel de desarrollo del país vikingo. Transporte de esclavos, explotación y robo de las riquezas del Caribe. No se hagan los santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.