cynthia_ann_parker_nautdah_comanches-The Searchers-

Las dos muertes de Cynthia Ann Parker

Para compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email to someone
email

El 17 de diciembre de 1860, Nautdah tiene 36 años y vive en las praderas de Texas con su familia. Es la mujer de Peta Nocona, el joven jefe de una de las tribus de la nación comanche.  Tiene 3 hijos: dos niños, Quanah y Pecos, y una niña, Topsana. Tal vez la noche anterior soñó con una tal Cynthia Ann Parker, el fantasma de una niña blanca que se le aparece  de vez en cuando. Sobre todo en pesadillas.

Pero en general a Nautdah la supongo feliz como única mujer de Peta. Ser la única es una señal de respeto en la poligámica cultura comanche.  La vida allí no es fácil; a medida que aumenta la presencia del hombre blanco mengua la de los bisontes, su principal medio de vida. Las disputas con los blancos son frecuentes desde hace siglos. Pero ahora se huele la derrota,  aquellos forasteros tienen dos armas incontestables: la viruela y el rifle de repetición.

La madrugada del 18 de diciembre son los rifles de la caballería de los Estados Unidos y de los Rangers de Texas los que aparecen por el poblado de Nautdah, cerca de Pease River. Su marido, que resulta herido, y sus dos hijos pueden escapar de la carnicería causada por el hombre blanco. Nautdah, con su pequeña Topsana en brazos, también intenta huir pero es capturada.

nautdah-cynthia-ann-parker-madre-comanche-far-west

Y entre el caos de polvareda de caballos, gritos, sollozos y sangre,  a Nautdah se le tuvo que hacer nítida la imagen del fantasma de aquella niña blanca que la perseguía en sueños.

Pero no eran sueños, eran recuerdos de una vida anterior. Nautdah había pasado por aquel mismo horror cuando era una niña, hija de colonos, y se llamaba Cynthia Ann Parker.

Nautdah, de nombre Cynthia Ann Parker

Nautdah en seguida llama la atención de sus captores. Su piel era oscura, requemada por el sol, su cabello estaba ennegrecido con grasa de bisonte y no respondía cuando le hablaban en inglés. Pero no es una comanche más, sus ojos azules la delatan. Hasta que el coronel Isaac Parker la reconoce: esa india es su sobrina Cynthia Ann, secuestrada por los comanches 25 años atrás.

Aquella era una historia increíble que llenó periódicos, una de esas historias de frontera que iban formando la leyenda del nuevo país. Tan impactante que un siglo después sirve de inspiración a Alan Le May para escribir el relato The Searchers, que el maestro John Ford adapta para su película del mismo nombre (en España, Centauros del desierto, véanla por dios). Una de las películas más grandes de siempre.

searchers-centauros-del-desierto-Ford-Wayne-natalie-wood-cynthia-ann-parker
Natalie Wood y John Wayne en Centauros del desierto (1956), película inspirada en la historia de Cynthia Ann Parker

Pero para Nautdah, aquello no era una peli. Conserva su cabellera –cortada en señal de duelo, pensó que su marido estaba muerto tras el ataque– pero era la segunda vez que de manera violenta y cruel le arrancan su vida.

Matanza de los comanches

En su primera vida se llamó Cynthia Ann Parker, nació sobre 1824 en Illinois y con nueve años, 1835, se trasladaba junto a su familia a Texas. Un lugar perfecto para hacer realidad el sueño americano: “Go west”, allí regalaban buenas fincas a quien quisiera trabajarlas.

Claro que en la vida real los sueños tienen espinas que no se ven hasta que te pinchas. Aquellas praderas  fértiles eran tierra salvaje, de frontera. Los comanches, grandes guerreros, no estaban dispuestos a regalar los territorios de sus padres y sus hijos sin presentar batalla.

Imperio-de-la-Luna-de-agosto-S.C-Gwynne-Cynthia-ann-parker
“El Imperio de la Luna de agosto”, donde S.C Gwynne cuenta la historia de Cynthia

Los Parker eran un clan: la caravana de 30 carros se detuvo a unas 40 millas al este de lo que hoy es Waco y  levantaron una empalizada de protección en lo que se acabó llamando Fort Parker. Allí se dedicaron a la agricultura y la ganadería. Un largo período de ausencia de indios por la zona les hizo volverse descuidados, con lo que era habitual que la puerta del fuerte quedase abierta.

Así que la mañana del 19 de mayo de 1836 aquella niña blanca empezó una nueva vida que se truncó pronto con una matanza espeluznante. Guerreros kiowas y comanches asaltaron Fort Parker, originando una carnicería. Allí Cynthia Ann presenció flechazos, lanzadas, cabelleras arrancadas, mutilaciones, violaciones, bebés degollados… Una pesadilla que tuvo que acompañarla toda la vida.

A ella no la mataron, fue atada a la grupa de un caballo y arrastrada durante todo un día hasta conducirla al poblado.  A los niños pequeños los indios se los llevaban para usarlos o venderlos como esclavos. Y eso le ocurrió a Cynthia. Fue maltratada al principio, pero el instinto de supervivencia se abrió paso: fue adoptada  y en unos años la joven Nautdah (que significa aceptada o acogida) era una comanche más.

Viajeros y mercaderes hablaban de una niña comanche rubia de ojos azules que huía de ellos cuando le hablaban en inglés. Su propio tío James Parker se pasó una década persiguiendo a las tribus comanches para encontrarla, lo que otra vez nos lleva a la película de Ford. Hubo intentos de pagar el rescate de la joven, pero los indios los rechazaron todos, ella era ya una más de la comunidad y no quería saber nada de los blancos. Se casó (a su manera) y formó una familia.

Matanza de los rangers

Hasta que aquel diciembre de 1860 llegaron los rangers, nueva matanza y de vuelta a la sociedad civilizada. Volvía a ser Cynthia Parker, otra vez a empezar. Pero ya no era lo mismo. La primera Cynthia tenía 9 años, Nautdah era una mujer de 36 que había hecho su vida como comanche. No se si el instinto de supervivencia se le había agotado o es que tras dos matanzas no estaba dispuesta a seguir siendo el punching bag del choque de civilizaciones.

Nautdah-cynthia-ann-parker-the-searchers-
Nautdah tras el rescate. Extranjera de dos mundos

El caso es que en realidad nunca volvió a ser Cynthia Ann, aquella niña se perdió en las praderas para convertirse en Nautdah. Fue llevada a vivir junto a su tío y luego rebotó en casa de varios familiares. Ella intentó, sin éxito, escaparse varias veces, arrancándose sus ropas de mujer blanca para vestirse como la india que era.

En el camino había muerto su marido, su hijo Pecos y su Flor de la Pradera, Topsana. A su hijo Quanah (último caudillo guerrero comanche, que rendido a su derrota acabó en una reserva vistiendo traje sastre y sombrero sobre sus largas trenzas) nunca más volvió a verlo.

De vuelta a la civilización 

Más que rescatada, estaba prisionera de su antigua familia blanca, que le impedía reunirse con su hijo Quanah.  Se encerró en su mundo, tal vez en sus recuerdos de las praderas. Asfixiada de civilización, se convirtió en una sombra, dejó de hablar y al final hasta de comer. Muy debilitada, murió de una gripe en 1870.

Aunque, en realidad, se puede decir que Nautdah nunca sobrevivió a aquel día de diciembre de 1860 en el que los blancos destrozaron su familia y rescataron a Cynthia Parker, una niña blanca que a su vez había muerto 20 años antes.

Quanah-Parker-hijo-Nautdah-jefe-guerrero-comanche-cynthia-ann-parker
Quanah Parker, hijo de Nautdah y útimo jefe guerrero comanche.

*Sobre comanches y hombres blancos, este otro post te puede interesar.

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Para compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email to someone
email

19 comentarios sobre “Las dos muertes de Cynthia Ann Parker”

    1. Ostras Verónica, muchas gracias a ti. Me acabas de alegrar el día.
      Hoy tocaba recordar un post pasado en el FB del blog. Después de tu comentario tiene que ser este :))
      Un saludo y espero que te pases por el blog algún otro ratito.

  1. Buenas tardes.

    De la historia tenía algún conocimiento que no se asemeja para nada a lo que acabo de leer. La otra historia era muy fantansiosa.

    De la película en la que se basa esta historia, decir, que es mi preferida. Una auténtica obra maestra del cine.

    1. Gracias paco por leer y comentar. Nunca se puede estar seguro del todo, pero yo intento no añadir ‘sal’ a las historias que cuento, ya son bastante saladas por sí mismas. Suelo descartar los elementos más fantasiosos si no provienen de fuentes fiables.
      Aunque, si eres fan de Ford te sonará, como decía aquel personaje de “Liberty Valance”, en el Oeste, entre la verdad y la leyenda se imprime la leyenda. El western es eso, el relato legendario del nacimiento de un país.

  2. Excelente narrativa de las miserias que sufrieron los indígenas de manos de los conquistadores. Una triste historia contada brillantemente. Aunque no vivo en esas tierras por un momento me sentí transportado. Gracias por escribir así, gracias por compartir.

    1. Muchas gracias Quique. Me alegro de que te haya gustado. Lo hago lo mejor que puedo, intento que además de instructivo sea interesante y ‘divertido’, ya me entiendes.
      Una veces me sale mejor que otras. Muchas gracias por tus cumplidos, son una alegría y mucho ánimo para seguir.

  3. Hola Miguel! Quiero felicitarte por tan buena narrativa de historia americana,una vez leí “el último mohicano” en el volumen 17 del libro “El nuevo tesoro de la juventud”. Es bueno saber todo lo que han pasado los nativos a ✋ de los “blancos”, es tan irónica la vida que esa niña blanca haya preferido ser parte de los nativos y nunca desear volver a su antigua vida, por más que digan que eran salvajes, simplemente se defendían de los depredadores!

    1. Muchas gracias Johana. No hay que olvidar la primera matanza de los indios. Supongo que eso le dejó cicatrices para siempre. Pero es verdad que una vez había podido recuperar, más o menos, su vida y había creado una familia, la pesadilla volvió. Se había hecho adulta como india y la volvieron a golpear. Una tortura.

  4. BUEN DIA, ME GUSTO LA HISTORIA Y A LA VEZ ME LLENO DE TRIZTEZA.ACTUALMENTE TUVE LA BENDICION DE CONOCER UN ARTISTA INTERNACIONAL AMERICANO.KRISHNA BLACK EAGLE.SU MADRE ES DANESA Y SU PADRE AFROAMERICANO DESCENDIENTE DE INDIOS CHEROKEES.EL CUENTA QUE SU PADRE Y ANCESTROS SON DE ALABAMA. COMO SE PODRIA HACER PARA BUSCAR INFO AL RESPECTO? AGRADECERIA INFORMACION.

  5. Fijate hasta donde has llegado! Soy búlgaro, no se si conocerás la historia de la antigua Bulgaria y Europa. Pues no tenemos ningún cruce con esa historia pero la verdad es que contado así, me ha encantado y obligado a leer más sobre el tema. Gracias.

    1. Hola Anton. Muchas gracias !! Me hace ilusión haber llegado tan lejos. La historia de Bulgaria no la conozco, lo siento. La de Europa un poco, te escribo desde España :))
      Me alegro mucho de que te haya interesado. Busco, o al menos intento, que las historias sean ‘universales’. La de Cynthia creo que vale para cualquier frontera. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.