Archivo de la categoría: Historias

Batallitas

Rocroi según Augusto Ferer-Dalmau

El artículo de Arturo Pérez-Reverte del pasado día 24 de octubre, El perro de Rocroi (en el que alude al cuadro que encabeza la entrada, de Augusto Ferrer-Dalmau) y el magnífico Una historia de violencia del 26 de septiembre, me han agarrado fuerte de la oreja y me han traído hasta el ordenador con dos reflexiones. La primera es evidente: ando un poco atrasado en mis lecturas. La segunda hace tiempo que la vengo barruntando, espoleada por algunos artículos y libros de Reverte y por otras lecturas varias sobre la historia de España. Algunas están a medias, otras solo empezadas; sobre algunas de estas historias leerán aquí si tienen la paciencia para seguir visitándome de vez en cuando. Roger de Flor, Cortés, Álvaro de Bazán, Blas de Lezo, Alvarado, Elcano, Juan de la Cosa, Núñez de Balboa y tantos más.

Hay buenas historias, para pasar solo un rato de aventuras o para que nos lleven un poco más allá de la diversión. ¿Y por qué no de gente que compartió éste país, nación, estado,  lugar conmigo? Hablo de ficciones basadas en nuestra historia, como la serie de Alatriste, donde el autor nos cuenta una aventura dejándonos retazos de nuestra historia, de lo que somos. Y no salimos muy bien librados, dicho sea de paso. Pero también me refiero a la historia de verdad, a la más objetiva posible.

No se trata de glorificarlos ni de esconder su crueldad, megalomanía o arbitrariedad. Por el hecho de haber nacido en Las Españas no son mejores que otros que nacieron hablando otra lengua o profesando otra religión. Ni peores. ¿Por qué admirar los logros de Julio César o asombrarse por las dotes de Napoleón o Nelson y no de la increíble historia de la conquista de México por Cortés? Otros países lo hacen, recuerdan a sus héroes, supongo que con sus luces y sus sombras. Aquí simplemente se les silencia y se les ningunea. Estoy de acuerdo con el desaparecido Fernando Fernán Gómez cuando decía que, contrariamente al tópico, el pecado capital español no es la envidia, es el desprecio.

Seguir leyendo Batallitas

Iglesia de los SubGenios, salvación a buen precio

La Iglesia de los SubGenios es una orden de herejes y blasfemos, dedicados a la libertad de pensamiento (Slack) Total, profundizando en la Ciencia de la Burla, Sadofuturismo, Megafísica, Escatolografía esquizofrénica, Moralismo, Sarcastrofía, Cinisreligión, Apocalipticonomía, Espectoracionalismo, Hipnopediatría, Subliminalismo, Satirología, Distoutopianidad, Sardonicología, Apariencionismo, Ridiculofagia y Teología Miscelánea.  Del Libro de los SubGenios

Si actúas como un imbécil, ellos te tratarán como a un igual (“Bob”Dobbs)

Seguir leyendo Iglesia de los SubGenios, salvación a buen precio

Los cultos cargo, tal como somos

Los cultos cargo (cargo cult), tal como los llaman los antropólogos, son la crónica fascinante de la creación de una nueva religión ante nuestros ojos. Una religión que nace a inicios del siglo XX y que se desarrolla sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial en algunas islas del Pacífico. Un caramelo para sociólogos, antropólogos o filósofos.

Y una historia curiosa y sugerente que dice mucho de cómo somos. 

“Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.  Arthur C. Clarke (1973)

Seguir leyendo Los cultos cargo, tal como somos

Belchite, Beirut, Sarajevo, Misrata…

Es Belchite, en España, y ocurrió en 1937, pero podría ser cualquier sitio y en cualquier tiempo. Podría ser Beirut durante los 80, Sarajevo en 1992 o un barrio de una cuidad de Libia ayer mismo. Si todas las guerras son trágicas, las que se dan entre los que el día anterior eran vecinos lo son todavía más.

En un lugar como éste, lo primero que piensas es en la gran suerte que tienes de no haber estado allí en el momento fatídico, de visitar las ruinas, de vuelta de unas felices vacaciones, una primavera de 2011. Y, en seguida, piensas que eso es puro azar y sientes por un momento que ese lugar y ese momento pueden cruzarse en tu camino algún día; la certeza absoluta de que no va a ser así no la tiene nadie. Porque además son otros los que con mando a distancia mueven la ruleta trucada y deciden donde cae la bola.

Seguir leyendo Belchite, Beirut, Sarajevo, Misrata…