Archivos de la categoría La zona gris

Nunca es blanco o negro pero hay situaciones y personas en la historia que habitan en territorios especialmente borrosos. En la zona gris.

¿Culpable? ¿inocente? ¿Podía haber actuado de otra manera? ¿Qué hubiera hecho yo en esa situación? Preguntas muy difíciles si las pensamos con calma.

Emparedadas para sentirse libres

emparedadas_astorgaHabía dos posibilidades: brujas o emparedadas (también llamadas ‘muradas‘). Durante la Edad Media y su largo epílogo una de las posibilidades que tenía una mujer para ser independiente y libre de señores, curas y maridos era hacerse bruja. Bueno, más bien las hacían, ellas probablemente solo se dedicaban a vivir su vida todo lo libremente que podían.

Y eso era un problema. Gordísimo. Esas mujeres se salían del redil  y eran un mal ejemplo, tan intolerable que se montó toda una industria dedicada a reprimirlo a sangre y fuego. Literalmente. Bueno, en realidad dicha industria se dedicaba a aumentar el pánico social en su propio beneficio, y para eso usaban la sangre y el fuego.

Aquello de ser bruja era muy peligroso, así que algunas mujeres intentaron otra vía, nada fácil tampoco, para ganar su independencia: emparedarse a voluntad. ¿Emparedarse hasta la muerte para ser libres?

Sigue leyendo Emparedadas para sentirse libres

Bernie Tiede, nuestro querido asesino

bernie_cabecera

He visto en la tele Bernie (Richard Linklater, 2011), una magnífica película basada en la historia real de Bernie Tiede.

Linklater cuenta la historia a modo de falso documental lleno de humor negro con toques surrealistas y situaciones al límite de lo creíble. Probablemente la manera más acertada de contar un historia real con toques surrealistas y situaciones al límite de lo creíble.

Vean la peli, yo les contaré la historia real.

Sigue leyendo Bernie Tiede, nuestro querido asesino

Memoria e Historia del Holocausto

auschwitz, memoria del holocaustoPor una cuestión biológica, la memoria viva del Holocausto se apaga. Pero nos quedan muchos testimonios en primera persona a través de entrevistas o libros.

Benjamin Wilkomirski tiene recuerdos imprecisos de su primera experiencia del Holocausto, en Letonia, ya que era muy joven cuando ocurrió: un hombre aplastado contra la pared de su casa por uniformados. Era su padre. Él huye y se esconde, junto a su hermano, en una casa de campo en Polonia, pero es descubierto y deportado a Auschwitz y Majdanek, donde sufre terribles experiencias que cuenta en Fragmentos: Memorias de una niñez del tiempo de la guerra

Las de Misha Defonseca son aún más dramáticas. En 1997 escribe Misha: una memoria de los años del Holocausto, en el que cuenta su historia. Con 8 años sus padres son deportados y ella entregada a una familia católica que la maltrata. Huye y recorre toda Europa, desde su Bélgica natal hasta Ucrania, viviendo como una niña salvaje, ayudada por los lobos.

Sigue leyendo Memoria e Historia del Holocausto

Making a murderer, el poder incontrolable

makingamurderer-netflixEste es un post de urgencia, solo para decirles que si tienen la oportunidad y un estómago resistente para historias jodidas como la vida misma, no se pierdan Making a Murderer. No es una película, sino una serie documental de 10 capítulos, pero más adictiva que la mayoría de ficciones que he visto últimamente. Un documental sobre la historia de Steven Avery con un mensaje muy potente y contado de tal forma que tienes que seguir viéndolo hasta el final.

No suelo hablar de series en este blog porque a mí me resulta muy difícil hacerlo sin espoilers, supongo que hay que tener un talento especial para ello. Pero Making a murderer es de esas series de las que necesitas hablar recién las acabas, una historia que tienes contarle a todo el mundo, aunque solo sea para desprenderte de esa malla pegajosa de desazón que deja en tu visión del mundo civilizado. Y por lo que veo no soy el único, tras su estreno en Netflix habla de ella  hasta el presidente Obama.

Sigue leyendo Making a murderer, el poder incontrolable

HitchBOT, de robots y hombres

001HomeBanner copiaHitchBOT nació en 2014. De poco más de un metro de altura, solo podía mover un brazo para hacer autoestop (hitchhiking), que es para lo que había nacido. Dependía de la amabilidad de los extraños, como Blanche Dubois. Él ofrecía conversación, simpatía y unas enormes ganas de hacer amigos y ver mundo. Era todo lo que tenía.

Su viaje comenzó un domingo, el 27 de julio de 2014, en una cuneta de Halifax, en la costa este canadiense. El 21 de agosto, llegó a Victoria. En 21 días había cruzado Canadá de costa a costa, haciendo amigos y explicando sus vivencias en mensajes y fotos en las redes sociales. Luego viajó por Alemania, Holanda y Estados Unidos, donde acabó su viaje. Muy a su pesar.

Sigue leyendo HitchBOT, de robots y hombres

Bajo el nombre del padre

himmler, esposa y gudrun

El 30 de abril de 1945 Hitler se suicida en el búnker. El 7 de mayo, el general Jodl, jefe de lo poco que quedaba del ejército alemán, firma la rendición ante británicos y estadounidenses, el 8 ante los soviéticos.

Europa en ruinas, Alemania arrasada. Los responsables intentan escapar.  Algunos lo lograrán, esfumándose o pasando a trabajar para los vencedores. Pero los más notables no pueden huir de la muerte a la que habían convocado.

Hitler y Goebbels se suicidan antes de ser capturados. Bormann, aunque la causa no está del todo confirmada, también muere. Entre los capturados hay quien consigue suicidarse –Himmler y Goering– y otros que son ejecutados tras un juicio.

Pero sus muertes, su desaparición, no borran el horror y la vergüenza. Quedan los hijos de los nazis. Dejan hijos que han de cargar con apellidos infames, con una culpa que no es suya. A su manera, también son víctimas de sus padres. Se firma la paz pero ¿hasta cuándo dura una guerra?

Sigue leyendo Bajo el nombre del padre