No hubo justicia para Riphagen

riphagen_portadaEn mayo de 1940 Alemania ocupa militarmente Holanda. Un país pequeño, que no había sufrido ningún conflicto militar en más 100 años y con un ejercito reducido y obsoleto no fue rival para el poderoso y moderno ejército de Hitler. En pocos días los alemanes se hacen con el control del país, de forma casi incruenta si la comparamos con otros lugares de Europa. Los alemanes consideraban a los holandeses como arios, así que no sufrieron el racismo con el que los ocupantes nazis se conducían en otros pueblos de Europa.

Obviamente todo esto no aplicaba a los judíos holandeses, que fueron duramente perseguidos. Los que no pudieron huir tuvieron que esconderse –como la famosa Ana Frank– para evitar ser deportados a los campos de exterminio.

Aunque un pequeño y débil movimiento de resistencia intentó ayudarles, también apareció otro grupo que olió negocio en el expolio y deportación de los judíos. Ya se sabe que donde unos ven desgracia hay emprendedores que ven una oportunidad.

Andreas Riphagen era uno de ellos.

Sigue leyendo No hubo justicia para Riphagen

Victoria Woodhull for president

victoria_portadaVictoria nació en 1838 en un pueblo de Ohio, la séptima de diez hermanos. Su padre, Reuben “Old Buck” Buckman Claflin, fue un emprendedor: vendía aceite de serpiente como remedio milagroso para todo tipo de males. También compró un molino ruinoso, lo aseguró por una gran cantidad de dinero y le prendió fuego. Lo pillaron y toda la familia tuvo que salir por patas del pueblo con lo puesto.

Con esos antecedentes quizás no fuera tan sorprendente que Victoria Woodhull acabara siendo medium, periodista, broker y política. Lo que sí es destacable es que se convirtiera en la editora de un medio feminista y en la primera mujer corredora de bolsa en Wall Street y, sobre todo, la primera candidata a la presidencia de los Estados Unidos, cuando las mujeres ni siquiera podían votar.

Sigue leyendo Victoria Woodhull for president