Desembarco en Kiska, ¿éxito militar?

Tal vez no sepan que durante la Segunda Guerra Mundial los japoneses invadieron territorio norteamericano. Concretamente dos diminutas islas del archipiélago de las Aleutianas, perteneciente a Alask. Se llamaban Attu y Kiska.

Reconquistada Attu, se puso en marcha el último tramo de la Operation Cottage, la recuperación de Kiska.

Más de 30.000 soldados y unos 90 barcos (acorazados, destructores y cruceros) además de apoyo aéreo. Primero, bombardeo de la isla durante semanas. Finalmente, el 15 de agosto, marines estadounidenses –y unos pocos canadienses– desembarcan en Kiska. 

En tiempo récord los norteamericanos recuperan la isla. Una hazaña olvidada en la historia. Un olvido en el que quizás tenga que ver la lista de bajas de ambos contendientes. Por parte americana: 200 muertos y más de 300 heridos. Por parte japonesa: cero. Ni un herido, ni un rasguño. Ni siquiera un prisionero.

Sigue leyendo Desembarco en Kiska, ¿éxito militar?

1971, golpe al FBI de Hoover

William Davidon había marcado la fecha en rojo. Aquel 8 de marzo de 1971, Muhammad Alí y Joe Frazier tenían una cita para pegarse ante más de 20.000 personas. Todo el mundo quería estar aquella noche en el Madison Square Garden de Nueva York o, en su defecto, pegados a la tele para verlo.

Alí y Frazier no solo representaban dos maneras diferentes de boxear, eran dos mundos diferentes. Frazier era discreto y disciplinado, el tipo que nunca se mete en problemas. Alí era puro talento, showman y activista; bailando entre problemas.

Aquella pelea, que ganó Frazier a los puntos, ha pasado a la historia como El combate del Siglo.

Pero esta es la historia de cómo, en ese mismo momento, un grupo de activistas dirigido por William Davidon le daba un golpe directo al mismísimo FBI.

Sigue leyendo 1971, golpe al FBI de Hoover

El gen rojo de Vallejo-Nájera

El psiquiatra Antonio Vallejo-Nájera tenía un sueño, y persiguió ese sueño sin importar los obstáculos. Se mostró proactivo, dio su mejor versión, en la confianza de que todo al final saldría bien si perseveraba y se alejaba de los cenizos que pensaban que no lo conseguiría. Salió de la zona de confort y no dejó que nadie le dijera que no podía hacerlo. El sueño de Vallejo-Nájera era descubrir el gen rojo. 

No lo consiguió, pero dejó un ejemplo.

Sigue leyendo El gen rojo de Vallejo-Nájera