Knocker-up, los despertadores humanos

despertadores humanos 01Te levantas de la cama cada mañana con una emisora de música clásica que te procura un despertar suave, y alguna mañanas recuerdas aquellos tiempos en los que eras capaz de quedarte dormido como un bebé mientras los auriculares de tu walkman vibraban con La Polla Records o Rosendo.

Si el día es señalado y no tienes un sueño ligero toda ayuda es poca, así que también programas el despertador de tu teléfono móvil. Puede sonar cada diez minutos, para ir convenciéndote, poco a poco, del significado de la palabra obligaciones, que a esa hora está tan borroso como el resto de lo que hay más allá del borde de la cama. El aparato es capaz de programarse para horas distintas y con melodías diferentes según el día de la semana. Es muy cómodo, simplemente programar y dejarse llevar.

Es el mismo aparato por el que recibes al llegar al trabajo un mensaje de una amiga de Twitter que a muchos kilómetros de distancia se ha acordado de ti y te manda una historia que puede interesarte: la de los Knocker-up, los despertadores humanos.

Sigue leyendo Knocker-up, los despertadores humanos

El mediohombre que venció a Inglaterra

cartagena_blas de lezoHacía meses que tenía pendiente hablar de “Mediohombre”, un marino tuerto, manco, cojo y, por si eso fuera poco, vasco. El apodo, bastante obvio, se lo llamarían a sus espaldas ya que por lo visto no tenía muy buenas pulgas. Su nombre era Blas de Lezo y Olavarrieta (1689-1741) y es considerado uno de los mejores estrategas de la Armada Española en toda su historia.

Ese post lo fui dejando pero hoy tengo que improvisar ya que la actualidad obliga, espero no acabar como Vernon, literariamente hablando. Este sábado 15 de noviembre se inaugura una estatua en su honor en la plaza de Colón de Madrid, acto que presidirá Juan Carlos El Jubilado, artista conocido anteriormente por El Rey Campechano. La figura de Blas de Lezo se colocará frente a la desproporcionada bandera española puesta allí por el ayuntamiento como referencia para las fotos aéreas de Google.

La iniciativa-homenaje y la estatua ha sido sufragada con donaciones populares e imagino que al  acto acudirá lo más granado del nacionalismo español, siempre a punto para rememorar con añoranza un pasado imperial de palacios e iglesias rodeados de miseria, aunque seguro que el PIB de la primera potencia mundial de aquel tiempo daba gusto verlo.

Dicho todo esto me parece injusto el olvido en España (no así en Colombia) hacia una figura como la del marino vasco, que tuvo una vida fascinante y cumplió con su deber hasta el final.

Sigue leyendo El mediohombre que venció a Inglaterra

Nova Barcelona, aventura en los Balcanes

Catalunya-Castellvi-Narraciones-Carrasquet-XVIII_ARAIMA20111107_0006_20En Barcelona, este pequeño rincón del mundo desde el que les escribo, estamos viviendo unos días históricos, el famosísimo 9N. Vale, puede que a algunos de ustedes, sobre todo si viven lejos, no les suene. Admito que cualquier imberbe estadounidense consigue más repercusión mundial si se pone a disparar en el comedor de su instituto, pero convendrán conmigo que eso no es culpa de los barceloneses que, de natural pacífico, somos más de hacer running.

En realidad en todo este proceso llevamos ya unos cuantos días históricos de emoción incontenible. También reconozco que los lugares pequeños tenemos tendencia a convertir cualquier cosa en un día histórico a poco que nos descuidemos. Aquí tenemos un par de partidos de fútbol ‘del siglo’ cada año. No pasa nada, tampoco somos los únicos que nos creemos especiales ¿no?

Y como no creo que seamos los únicos en creernos especiales voy a navegar por la paradoja mirándome el ombligo para recordar una pequeña historia olvidada que no le importa a nadie. Va sobre 1714, la Guerra de Sucesión, el fin de la Generalitat de Catalunya y la fundación de Nueva Barcelona, una pequeña ciudad muy muy lejana, como por los Balcanes nada menos. Una ciudad desaparecda y olvidada por la historia, como tantas otras.

Sigue leyendo Nova Barcelona, aventura en los Balcanes