Shell shock y la mirada de las mil yardas

El 28 de junio se cumple un nuevo aniversario del atentando de Sarajevo que supuso el inicio de la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Una guerra de trincheras de barro donde se mezclaba sudor, sangre, mugre y muerte. Y mucho ruido. Un sonido constante de explosiones, gritos, ametralladoras, crujir de huesos, llantos y quejidos de dolor. Locura fuera de toda humanidad o humanidad en su máxima expresión, según se mire. Muchos de los que volvieron a casa nunca regresaron. Se quedaron allí, atrapados en el Shell Shock o la mirada de las mil yardas.  

Sigue leyendo Shell shock y la mirada de las mil yardas

¿Quién era Kurt Gerstein?

gerstein - zyklon bLa noche del 20 al 21 de agosto de 1942 Göran von Otter viaja en un tren hacia Berlín. Una larga noche que no olvidaría jamás. Y ya es decir para un diplomático, nieto de un primer ministro sueco, que es el secretario de la delegación sueca en la capital del Reich durante la Segunda Guerra Mundial.

No hacía mucho que acaba de salir de Varsovia cuando se le acerca un oficial de la SS e inician una conversación. Supongo que empezaron con trivialidades. Entonces el tren se detiene en medio de un descampado y  deciden bajarse a estirar las piernas.  El alemán enciende un cigarro y de pronto la conversación cambia la vida de von Otter: “he visto algo horrible ayer”, dice el SS.  El sueco ya ha escuchado rumores y le pregunta si es sobre esas historias que se cuentan sobre los judíos. Sí, responde el alemán, que empalmando un cigarro con otro y con gran agitación atropella al diplomático con una historia increíble, una atrocidad que va mucho más allá de los rumores.

Le resultaba difícil mantener la voz baja. Permanecimos allí juntos toda la noche, unas seis horas o quizá ocho. Y una y otra vez volvía a recordar lo que había visto. Sollozaba y escondía la cara entre las manos”, contó después von Otter.

El oficial alemán es un SS llamado Kurt Gerstein, Jefe del departamento Técnico de Desinfección con orden de transportar grandes cantidades del gas venenoso Zyklon B al campo de Belzec. Allí se había encontrado con el Horror, en mayúsculas. Un plan para ejecutar a miles de personas. Gerstein, de fuertes convicciones cristianas, está tan horrorizado como arrepentido y le pide a von Otter que cuente la historia a su gobierno y al mundo.

Aquel hombre traumatizado será considerado, a la vez, un criminal de guerra y un resistente al nazismo. Aún hoy no está muy claro quién era Kurt Gerstein.

Sigue leyendo ¿Quién era Kurt Gerstein?

The Hum, ese molesto zumbido

Los primeros testimonios datan de finales de los años 40 en algunas zonas de Londres y Southampton. Pero el fenómeno más famoso, y que le da nombre, ocurre en Bristol, en 1979. Unas 800 personas dicen escuchar un ligero pero molesto zumbidoThe Humcuya procedencia no podían explicar. Lo describen como un motor diesel al ralentí.

El Bristol Hum es un sonido de baja frecuencia, es persistente y se capta sobre todo a partir de la medianoche y durante varias horas de la madrugada, tal vez porque el silencio habitual permite una mejor escucha. Se circunscribe geográficamente; al alejarse de la zona afectada, desaparece.

Pero el asunto no acaba en Bristol. The Hum  se vuelve a escuchar en Escocia durante los 80 y en Taos (Nuevo México) en 1992. Resurge en Kokomo, Indiana, en 1999, en diferentes lugares de Canadá en 2009 o en Woodland, Inglaterra en 2011. Posteriormente en Irlanda y Nueva Zelanda. Y sigue ocurriendo en otros lugares

En algunos casos se ha llegado a localizar la causa y el foco. En otros, todavía es desconocido.

Sigue leyendo The Hum, ese molesto zumbido