El amor que llegó de la Stasi

Por San Valentín, patrón de los grandes almacenes, asistimos cada año a la celebración del amor a base de películas románticas y anuncios de colonias. Que conste que algunas de esa pelis a mí me gustan, pero eso sería motivo de otra sección dentro de este blog. Entre tanto amor yo no he podido evitar acordarme de la ‘estrategia Romeo’, urdida por uno de los personajes más interesantes de la ya de por sí nómina de personajes interesantes de la historia del espionaje, Markus Wolf.

No me digan que no es apropiado en estos días recordar a los agentes Romeo, a Markus Wolf y a la Stasi. Como no he visto a nuestras televisiones por la labor quiero poner mi granito de arena para rememorar tan romántica iniciativa.

Markus Wolf, una leyenda del espionaje, fue jefe del servicio exterior de la Stasi entre 1953 y 1986. Nota para los más jóvenes: la Statsi era el servicio secreto de la República Democrática Alemana (DDR, en alemán) un país que existió desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta que la otra Alemania se lo comió en 1990. La RDA era la parte alemana ocupada por la Unión Soviética, un supuesto paraíso socialista con unos dirigentes tan benéficos que te obligaban a vivirlo, aunque no quisieras. De entre todos los servicios secretos comunistas la Stasi se ganó fama de ser el más efectivo, incluso por encima de KGB soviético. Y de todos sus líderes, Wolf era el más temido en Occidente. Una de sus iniciativas más exitosas fueron los ‘agentes Romeo’.

Sigue leyendo El amor que llegó de la Stasi

No es playa para viejos

Veo a Juan Carlos de Borbón, alias El Rey, en un telediario mientras leo por enésima vez la noticia que me manda Angélica desde twitter y que me ha alegrado la tarde. Ángelica (les recomiendo enredarse en sus hilos) me enlaza a un medio canario, pero también la pueden leer en el Huffpost, por ejemplo, que viene ampliada y así les doy visibilidad a los muchachos. El asunto es que la Federación de Ocio y Restaurantes de Canarias (Fecao) cree que permitir el nudismo en toda la isla es un error porque favorece que por sus playas paseen personas “viejas de carnes flácidas o voluminosas masas” que inspiran “lástima, burla o repugnancia”.

Mi primera lectura fue reflexionar sobre la conveniencia de hacer declaraciones públicas después de los chupitos. Parece obvio, pero a las pruebas (muchas y variadas) me repito, que diría el gran Pazos. Esa idea me duró apenas un instante, no eran declaraciones cogidas al vuelo o robadas de una partida de mus con Torrente. Está claro que es un comunicado pensado y redactado con esmero, así que decido que un error informático – o sabotaje de unos malvados hackers- ha hecho que el comunicado de Fecao se cruce con una noticia de El Mundo Today.  Tampoco. Una vez más se demuestra lo meritorio que es ser cómico en estos reinos, el comunicado es delirantemente real.

La cita anterior de Pazos, el legendario personaje de Airbag, no es casual. Desde mi segunda lectura no me lo puedo quitar de la cabeza y ahora cuando miro a Antonio Vélez, secretario ejecutivo de fecao maravillao, ya solo puedo ver a Manuel Manquiña caracterizado. Siento meterle en esto Don Manuel, pero es un texto que destila pazismo por todas partes.

Sigue leyendo No es playa para viejos

Enric Durán, el Robin Bank de Vilanova

Escribo en estas páginas para hacer público que he expropiado 492.000 euros a 39 entidades bancarias a través de 68 operaciones de crédito. Incluyendo los intereses de demora, la cifra actual de la deuda es de más de 500.000 euros que no pagaré”.

Así empieza, en catalán, la carta que Enric Durán publicó en la revista Crisi el 17 de septiembre de 2008. Dos días antes había quebrado Lehman Brothers y 12 días después tiene lugar el llamado “lunes negro”, en el que la Bolsa de Nueva York experimenta la mayor caída de su historia en un solo día. Ya es oficial, el experimento del mercado financiero autorregulado se convierte en una pesadilla interminable para los de siempre.

Durán califica su acto como “una acción individual de insumisión a la banca” con el objetivo de denunciar al sistema bancario y la cultura del consumo a crédito, y a la vez destinar el dinero expropiado a iniciativas sociales para crear riqueza al margen del sistema.

Tras una huida a Brasil y Venezuela regresa, ya que su intención siempre fue difundir su acción y que sirviera de ejemplo y reflexión pública. El 17 de marzo, seis meses después de su confesión pública, ofrece una rueda de prensa para presentar una nueva revista Podem!, pagada, como Crisi, con el dinero expropiado. Aquella misma tarde le detienen e ingresa en prisión, en la que pasa 65 días hasta que se le concede la libertad bajo fianza. El próximo martes, 12 de febrero de 2013, va a empezar su juicio, en el que el fiscal pide 8 años de cárcel. Un caso que con un jurado popular sospecho que le saldría a devolver a Durán, aunque también sospecho que no va a tener tanta suerte como Camps.

Sigue leyendo Enric Durán, el Robin Bank de Vilanova

Bárcenasgate, la serie

Max: La tragedia nuestra no es tragedia.
Don Latino: ¡Pues algo será!
Max: El Esperpento
(Escena XII de Luces de Bohemia, Ramón del Valle-Inclán, 1924)

España es una deformación grotesca de la civilización europea”. El diagnóstico de Max Estrella no solo no ha sido mejorado, sino que cada día nuestro país se parece más a Luces de Bohemia. Hoy, el día de El Pantallazo, hemos dado otro pasito más.

Cuando la realidad se enmierda de esta manera las almas sensibles recurrimos a la ficción para que nos la explique un poco. Por respeto a Valle no me atrevo a sugerir una interpretación esperpéntica del asunto pero sí creo que un buen thriller político al estilo americano nos ayudaría. En los últimos años la televisión norteamericana nos ha dado series como Boss, Kings, Damages u otras que también nos explicarían nuestra realidad actual como Boardwalk Empire, Los Soprano, Deadwood (sí, también) o The Wire, la serie total.

Propongo hacer una colecta para invitar a una selección de los guionistas de dichas series para poner en marcha un nuevo argumento. Yo estoy dispuesto a aportar una módicasuma (en mi caso forman una palabra indivisible) para ello. También aporto unas cuantas ideas a bote pronto como punto de partida para que ellos las desarrollen.

Título provisional: El Partido. También podría ampliar el foco y llamarla El Régimen pero corremos el riesgo de abarcar demasiado y que el espectador se pierda, hace falta mucho talento para que no ocurra, aunque de los guionistas de The Wire podríamos esperarlo.

Sigue leyendo Bárcenasgate, la serie