La Mansión Winchester

La historia de la Mansión Winchester es una historia de terror. No me refiero a los fantasmas, no entraré ahí, eso se lo dejo a los que saben. Sin fantasmas, solo con lo que sí ocurrió a la luz del día, a mí ya me da miedo. Muerte, culpa, creencias llevadas al extremo; es para asustarse.

Imaginen una casa de estilo victoriano que está construyéndose durante casi 40 años, que se dice pronto. Cuentan que llegó a tener 7 pisos, entre 500 y 600 habitaciones, que se construían y destruían continuamente. Pero hay más: 2000 puertas, más de 1200 ventanas, 47 escaleras, el mismo número de chimeneas, 13 baños, 52 tragaluces y 6 cocinas.

No salen las cuentas ¿verdad? Pues la casa es real, está en el 525 South Winchester Boulevard de San José, en California. Actualmente es una atracción famosa en el circuito turístico del misterio.

Sigue leyendo La Mansión Winchester

Menudo pájaro el tal Alex

Alex murió en 2007, aunque yo conocí su historia hace unos días a través de una página web que les recomiendo que visiten, naukas.com. Pueden ir allí directamente a leer el caso pero a mí me apetece contarlo. La vida de Alex estuvo siempre ligada a la de Irene Pepperberg, psicóloga en las universidades de Arizona, Harvard y Brandeis, y la persona que mejor le conocía. Junto a ella, Alex llegó a aprender unas 150 palabras. También diferenciaba objetos en función de su forma o su color y podía hacer sumas sencillas de menos de dos dígitos.

Así a simple vista no parece un genio, más si sabemos que cuando murió tenía 31 años de vida y había desarrollado, según Peppenberg, la inteligencia de un niño de 5 años y el nivel emocional de uno de 2. Lo asombroso del asunto es que Alex tenía el cerebro del tamaño de una nuez. Era un loro. Sigue leyendo Menudo pájaro el tal Alex