Wikileaks y el libre comercio

Dietas y regalos para políticos y periodistas: varios millones;  Mover dinero a paraísos fiscales: tropecientos billones; cerrarle la boca a Wikileaks, no tiene precio. Para todo lo demás, Mastercard.

La noticia es de hace unos días así que tal vez ya la conocen. Julian Assange anunció en rueda de prensa en Londres que Wikileaks queda paralizado, ahogadas sus finanzas, tras la decisión, en diciembre de 2010, por parte de Visa, Paypal (propiedad de eBay), Bank of America, Western Union y Mastercard de dejar de aceptar las donaciones  que se hacían a la organización a través de sus plataformas. Wikileaks es una organización sin ánimo de lucro, así que depende de esas donaciones para mantener su estructura. Según  declaró el propio Assange, las mencionadas empresas estadounidenses han conseguido bloquear el 95% de las donaciones.

Wikileaks ha interpuesto una queja ante la Comisión Europea contra Visa y Mastercard por violación de las normas de competencia, cuya resolución se espera a mediados de noviembre.  “Estamos hablando de dos empresas estadounidenses que controlan el 97% de las operaciones” en Europa, declaró Kristinn Hrafnsson, periodista islandés y portavoz de Wikileaks. También recalcó que “no es un ataque contra WikiLeaks, sino contra la libertad de expresión”. Según Assange, se ataca también el derecho de una organización independiente a recibir donaciones.

Sigue leyendo Wikileaks y el libre comercio

Iglesia de los SubGenios, salvación a buen precio

Si actúas como un imbécil, ellos te tratarán como a un igual

J. R. “Bob” Dobbs

La Iglesia de los SubGenios es una orden de herejes y blasfemos, dedicados a la libertad de pensamiento (Slack) Total, profundizando en la Ciencia de la Burla, Sadofuturismo, Megafísica, Escatolografía esquizofrénica, Moralismo, Sarcastrofía, Cinisreligión, Apocalipticonomía, Espectoracionalismo, Hipnopediatría, Subliminalismo, Satirología, Distoutopianidad, Sardonicología, Apariencionismo, Ridiculofagia y Teología Miscelánea. 

Del Libro de los SubGenios

Qué quieren que les diga, yo estoy pensando en hacerme. Lo bueno es que en ningún lado he visto que sea necesario apostatar primero del catolicismo (aunque no ejerza estoy bautizado) y pasar por un trámite que se puede complicar. Si no que se lo digan a Empar Moliner.

Por la módica cantidad de 30 dólares te dan tu certificado de Ministro de la iglesia subgenia. El pago es obligatorio porque la iglesia de los subgenios no oculta en ningún momento su afán de lucro sino que se enorgullece: “deberás pagar para llegar a saber lo que realmente piensas”. Pero no sólo eso, por los mismos 30 dólares recibirás también (me pregunto si en edición de lujo) un Certificado Oficial Multipropósito que te absuelve todos los pecados, errores, faltas o indiscreciones que hayas cometido en tu vida. La filosofía de vida de esta iglesia es vivir trasgrediendo todas las normas sociales y podrás hacerlo si sigues las enseñanzas de su fundador, J.R. “Bob” Dobbs. “Vive con tus pecados!! “Bob” Dobbs puede mostrarte cómo!!”.

Pero la oferta no acaba aquí, no. La Iglesia de los subgenios es la única que te da una garantía real: te devuelven el triple de tu dinero, oigan. Si un ministro oficial (que ha pagado, vamos) Subgenio muere y le destinan al Infierno, ante su puerta se encontrará con “Bob” Dobbs en persona, que le entregará un cheque de 90 dólares junto con un folleto titulado “Cómo disfrutar del Infierno por cinco centavos al día”, cuyo precio es de 89,95 dólares. Sigue leyendo Iglesia de los SubGenios, salvación a buen precio

20 de octubre de 2012: ETA renuncia a la violencia

Hoy en España es un día histórico: la banda terrorista ETA ha declarado en un comunicado público que deja la armas. Es un día no para estar alegres pero sí satisfechos. En ese sentido la comparecencia del presidente Rodríguez Zapatero creo que ha estado en el tono adecuado, tanto de forma como de fondo.

No es para estar alegres porque lo primero que te viene a la cabeza es el sufrimiento de tanta gente todos estos años, para ellos y sus familias ha llegado demasiado tarde.

Pero hay que estar satisfechos porque eso nos hace un país un poco más normal, aunque no se sepa qué significa eso. No me voy a meter en ningún análisis sobre la situación en Euskadi porque yo, a diferencia de tanto tertuliano que no se mueve de Madrid, desconozco el tema, no vivo allí.

Pero quizás en el resto de España, y en las personas no vinculadas directamente con el tema,  no se viva de la manera que podría haberse vivido tan trascendental noticia porque para nosotros ETA ya hacía tiempo que se había acabado, da la impresión que ellos han sido los últimos en enterarse.

Yo tengo una edad y recuerdo, de niño y adolescente, años muy duros, con muchas muertes y una mezcla de temor ante su estrategia de tensión e insensibilización ante tantos muertos en el telediario del mediodía compartiendo mesa con nosotros.

Sigue leyendo 20 de octubre de 2012: ETA renuncia a la violencia

Nicholas Carr: ¿Google nos vuelve estúpidos?

NIcholas Carr, a ver qué dice.

Neil Postman vivió en un mundo donde la televisión era la reina indiscutible y entendió que, como el medio es el mensaje, la televisión banalizaba, cuanto menos, el debate público sobre los aspectos importantes. Creo que la tele sigue en la cúspide de la ‘pirámide comunicativa‘, aunque le ha salido un competidor muy duro que más temprano que tarde le va a arrebatar la corona. La gran esperanza blanca: Internet.

Si la tele nos ha hecho  un poco más frívolos e insensible a las cuestiones importantes de nuestra sociedad, según Potsman,  la pregunta ahora es ¿Google nos vuelve estúpidos? La pregunta no es mía, es el inicio de la contraportada del libro de Nicholas CarrSuperficiales, ¿qué está haciendo Internet con nuestras mentes?” (2010). La continuación lógica a Postman en este análisis de los medios con el que me empeño en aburriros durante semanas. Aunque la mejor opción es que compren el libro y lo lean,  si no tienen tiempo o prefieren una lectura incompleta y fragmentada (dando la razón al autor, por cierto) aquí la tendrán. Pueden memorizar tres frases -de Carr, no mías- y triunfar en alguna fiesta pretenciosa.

El autor no niega los beneficios de Internet, ya lo iremos viendo, pero quiere alertar de esa postura tan preocupante, por lo común, del ‘idiota tecnológico’, que adopta toda nueva tecnología con entusiasmo, sin un ápice de reflexión sobre ella. O la postura contraria, el apocalíptico que intuye el fin de los tiempos en cada nuevo cacharro. La reflexión no implica que nos podamos librar de dicha tecnología y sus efectos, es sólo la voluntad de saber y entender de qué moriremos. Pírrico consuelo, sí, pero qué quieren, esto es solo un blog por el que ni siquiera me pagan, que lo queremos todo.

Sigue leyendo Nicholas Carr: ¿Google nos vuelve estúpidos?

15 de octubre, nueva etapa

Hoy, 15O, se han convocado en todo el mundo manifestaciones para pedir, básicamente, una verdadera democracia. Una versión 2.o con un motor más potente, mejores gráficos y, sobre todo, mayor jugabilidad para el usuario común. La novedad para España es que esta vez la movilización es mundial, aunque cada país tiene sus particularidades y está claro que no hay los mismos motivos para indignarse en España que en Italia, Alemania o Dinamarca.

Quien haya leído otras entradas mías sabe que me gustan las metáforas futbolísticas, soy así de rancio, qué quieren. Tal como va la cosa, para España las elecciones del 20N son como elegir entre perder 5-0 ó perder 1-0 de penalty en el último minuto. ¿Qué es peor? ¿qué da más rabia? Pero, sobre todo ¿acaso importa? El resultado permanece inalterable, y en este caso, añorado Lázaro Carreter, uso la expresión de manera deliberada, aunque ojalá que incorrectamente. Porque hoy, 15 de octubre de 2011, como el pasado 15M, sale mucha gente a las calles del mundo a decir que tal vez no sea inamovible. Y si lo es, lo será contra su voluntad porque ya han insultando su inteligencia demasiadas veces y con resultados catastróficos, que es lo peor. “Ustedes, que con cada nueva solución rompen algo diferente, no nos representan”.

Por un lado Rajoy no suelta prenda. Ante unas elecciones ganadas por incomparecencia de la izquierda oficial, que ni está ni se le espera, prefiere no hablar mucho sobre la factura que nos va a pasar una vez recogido el confeti de la noche electoral. Y por otro lado tenemos a Rubalcaba hablando sobre dación en pago de hipotecas y otras cosas que le han venido a la cabeza, así de golpe, con una credibilidad que ni Mourinho presentando la campaña “lo importante no es ganar, es participar”. ¿Ahora? Olvídense un momento de la política. ¿No les parece que, ante una situación equivalente en la vida real, optarían por callarse, por vergüenza? A mí me daría, pero oye, cada uno es como es.

Envidio a los que vayan con ilusión a las urnas ese día pero está claro uno de los dos, ellos o yo, no se está enterando del problema. Bueno, reconozco que yo suelo estar in albis la mayor parte del tiempo.

Sigue leyendo 15 de octubre, nueva etapa

Islandia (un tupido velo), los mejor es pasar desapercibidos

Lo mejor ¿para quién? Es posible que para los islandeses, a los que parece que no les va mal. A los belgas parece que tampoco, el ir saliendo de la crisis económica les deja más tiempo para dedicarse a cosas de belgas, como liquidar (con razón y sin ella) su propio país. Bien comido, es un decir, hay más energía para ondear las banderas. Pero es sin duda La banda de Merkel (ya saben, BCE, FMI, Sarko, Berlusconi y la Unión Monetaria -también conocida, por mal nombre, como UE- en pleno) la más beneficiada. El nombre se lo pongo porque es la alemana quien sale en la foto, ya me gustaría saber quién dirige de verdad el cotarro en la trastienda de Satriale’s.

Es que, por lo que leo por ahí, resulta que Islandia se recupera de la crisis mucho más rápido de lo esperado. No se si ahora mismo caen, es un pequeño país donde no se vivía mal del todo, a pesar del frío indecente, y en el que en un determinado momento unos banqueros conocieron a unos políticos, se gustaron y decidieron echarse una juerga. Pero de las buenas buenas, de esas que en las películas americanas lo que pasa en ellas se queda en las Vegas. A la hora de pagar la cuenta (siempre llega), tonto el último. Y el último, claro, era la población islandesa en conjunto. Esa historia se cuenta en una peli de ciencia ficción, Inside job, que les recomiendo.

Entonces los islandeses sacaron ese vikingo que llevan dentro y no solo dijeron que la juerga de unos cuantos la iba a pagar Ingrid la cantaora, sino que a los responsables del destrozo, tal vez, quizás, puede que no fuera mala idea sacarlos del medio para que no siguieran rompiendo y tal vez, acaso, posiblemente, pudieran ser llevados a los tribunales. Buff, eso es imposible, imagínate, si son intocables.

Sigue leyendo Islandia (un tupido velo), los mejor es pasar desapercibidos