Atado y bien atado

Reforma Constitucional déficit
Zapatero escuchando la voz de 'los mercados'. A su lado, Rajoy, parece que no se entera de nada.

“Pero cuando por ley natural mi capitanía llegue a faltaros, lo que inexorablemente tiene que llegar algún día, es aconsejable la decisión que hoy vamos a tomar, que contribuirá, en gran manera, a que todo quede atado y bien atado para el futuro”.  

Francisco Franco (1969)

Pues eso, en 10 minutos Zapatero y Rajoy, o sea España, deciden hacer una reforma de la Constitución exprés. Como repartidores de pizza no tendrían precio.  Sin contar con nadie más, y eso que las formas suelen importarles a estos tipos. Feo. Y todo eso ¿para qué? Para consolidar en la Constitución el mayor dogma neoliberal: lo más importante es que no haya déficit público;  y a la gente, que le vayan dando. De nada sirve que en el pasado, en sistemas capitalistas, se haya salido de crisis a costa de que los estados aumentaran su déficit creando empleo, o gastando para suavizarle a sus ciudadanos el sufrimiento. De nada sirven las voces que avisan que esa medida no va ayudar a la gente, sino todo lo contrario. Pero deben ser voces que solo escucho yo en mi cabeza (rojos antisistema casi todos)  así que solo yo me quedo ojiplático y pelopúntico cuando leo que Zapatero ha dicho que:

“Como entiendo que esta es una decisión estructural y no coyuntural, muy mayoritariamente asumida por la sociedad española y por sus representantes, deberíamos estar en condiciones de trasladarla a nuestra Constitución, como otras grandes economías europeas”.

Muy torero don Jose Luis.

Estamos ante un nuevo capítulo de La doctrina del shock, Milton Friedman sonríe desde el infierno: “hay que ver este Zapatero, lo tonto que parecía y qué aplicado nos ha salido”. No soy yo, es Friedman, que es muy faltón. Por cierto, volveremos por estas páginas a hablar de la obra de Naomi Klein, interesante. Quieren aprovechar el miedo para consolidar una política antisocial y, lo que es peor, dificultar que en el futuro otros gobiernos puedan enmendarla. Es lógico, ellos tiene razón y hay que evitar en lo posible que en el futuro gente equivocada quiera hacer las cosas de otra manera. La democracia ante todo.

Sigue leyendo Atado y bien atado

La poli cede su sitio en Sol

Tras tres días de acampada policial, la Puerta del Sol de Madrid ha sido de nuevo liberada, obrándose el milagro de que una plaza pública pueda ser utilizada por el público. Si es que se quejan porque quieren. En el momento que escribo esto, de noche, las tiendas están cerradas, así que no hay perjuicio para el comercio, propietario de dicho lugar. A ver qué pasa en las próximas horas.

 

La verdad es que la acampada policial tenía sus ventajas: el espacio estaba mucho más limpio, ordenado, menos ruidoso y, desde lejos y en foto, se podía observar la bella arquitectura de la plaza en todo su esplendor: la piedra limpia y reluciente. Lo malo de la otra acampada es que la gente allí sentada o moviéndose y hablando te arruina el paisaje. No se ponen donde deben, visten colores inadecuados, en fin un sindiós.

Pero la política tiene estás cosas, sus caminos a veces son tortuosos. A alguien (¿los mercados? ¿los mercadillos, que deben ser los que se ocupan de cosas menores como esta?) le ha debido parecer que con mucha prensa internacional paseando por el lugar ante la próxima visita de una megaestrella mundial, la imagen de una plaza céntrica  sitiada no hubiera dado bien en pantalla. Las estaciones de metro cerradas, vallas, policía, en fin, una plaza donde, durante días, algunos derechos democráticos quedaban suspendidos. Eso, retransmitido al mundo hacía salir en la tele a la democracia española/europea con efecto moiré, y eso es desagradable. De momento, los mercados precisan de coartada democrática y las excepciones deben ser más discretas y de corta duración.

Sigue leyendo La poli cede su sitio en Sol