Ethel Gee, desde Dorset con amor

Tiempo lectura: 8 minutos

 

El 7 de enero de 1961 la policía británica arrestaba a Ethel Gee. Ethel era una secretaria que en ese momento tenía 46 años y vivía modestamente en la isla de Portland, en Dorset. Una mujer gris que compartía habitación con su madre de 86 años, sin relaciones conocidas y con muy pocas amistades.

En el momento de su detención, en Londres, Ethel llevaba en su bolsa de la compra películas y fotografías de material clasificado, incluidos detalles del HMS Dreadnought, el primer submarino nuclear de Gran Bretaña; y su nuevo sistema de sónar.

Seguir leyendo Ethel Gee, desde Dorset con amor

Van Meegeren, el arte y el comercio

Tiempo lectura: 7 minutos

 

Han van Meegeren siempre quiso ser un pintor trascendente, dejar un legado. Y lo logró, aunque no exactamente como había imaginado en su juventud.

También gustó siempre de los placeres que proporciona el dinero, que no da la felicidad pero como diría Woody Allen “procura una sensación tan parecida, que se necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia”.

Una definición que, seguro, hubiera sacado una sonrisa ancha a van Meegeren, un especialista en difuminar la línea entre lo auténtico y la copia. Porque van Meegeren ha pasado a la historia por su obra pictórica, solo que con una particularidad: pintaba y vendía sus cuadros como si fueran auténticos Vermeer.

Engañó a todo el mundo hasta que, para salvarse, tuvo que probar ante un tribunal que era un falsificador excepcional. ¿Cómo se quedan?

Más detalles, justo aquí abajo, en los siguientes párrafos.

Seguir leyendo Van Meegeren, el arte y el comercio

Ching y su ejército de piratas

Tiempo lectura: 5 minutos

 

Hubo un tiempo, a principios del siglo XIX, que el Mar de la China era propiedad de Ching y su flota pirata.  Se cuenta que en sus buenos tiempos llegaron a tener casi 2.000 barcos con unos 40.000 piratas.

Todos al mando del mayor jefe pirata de todos los tiempos.

En este caso jefa: una mujer llamada Madame Ching.

Seguir leyendo Ching y su ejército de piratas

Pich i Pon, un político adelantado

Tiempo lectura: 7 minutos

 

Cuentan que un día, Joan Pich i Pon, un prohombre barcelonés, estaba con un grupo se señoras de la alta sociedad y quiso presentar a un familiar. “Aquí mi sobrino, que es sifilítico”. “Filatélico, tío, filatélico”, le corrigió el sobrino, aficionado a coleccionar sellos.

No era la primera ni la segunda metedura de pata de Pich i Pon, un personaje que se había hecho famoso por eso. Tanto, que sus peleas con el idioma habían creado una nueva palabra entre los barceloneses, las “piquiponadas”. 

Seguir leyendo Pich i Pon, un político adelantado

Abraham Gancwajch y el Grupo 13

Tiempo lectura: 7 minutos

 

Todos sabemos que las situaciones desesperadas –y en eso el Holocausto rompe el medidor– colocan a las personas ante decisiones complejas. En este blog hay una sección, la zona gris, que reflexiona sobre ello. Pero la historia de hoy sobre Abraham Gancwajch, el Grupo 13 y el gueto de Varsovia no irá en dicha sección. 

Sobre algunos personajes de esa zona gris, como Benjamin Murmelstein, por ejemplo, cabe la duda: eran también víctimas y se enfrentaban a tener que elegir entre dos males. Sobre Gancwajch parece que hay unanimidad: es una de las figuras más ruines y despreciables de Varsovia. Y, probablemente, de toda la guerra.

Seguir leyendo Abraham Gancwajch y el Grupo 13

La guerra del emú

Tiempo lectura: 5 minutos

 

En 1932 el ejército de Australia inicia una guerra que espera ganar de forma fulgurante. El enemigo, totalmente indefenso, sin capacidad de respuesta, no es tal. Sobre el papel es una medalla fácil que se convertiría en un éxito de propaganda. Las siguientes generaciones hablarían de la Guerra del Emú. 

Y así ha sido, pero no en el sentido que se buscaba. El supuesto enemigo, que ni sabía que lo era, no resultó tan indefenso, sino mucho más hábil de lo estimado. El resultado fue una de las derrotas más bochornosas de la corta historia del ejército de australiano. 

El enemigo, por cierto, era el bicho que tienen en portada, el emú. Y su victoria fue total. Tanto, que no solo sobrevivió a su ejército, sino que ahora figura, todo chulo él, en el escudo de Australia. 

Seguir leyendo La guerra del emú

Recortes de la historia, vistos desde el fondo a la izquierda.

error: Content is protected !!